La bestia negra del Tottenham

Cristiano intercepta el balón durante un rondo en el último entrenamiento del Real Madrid en Valdebebas. :: sergio pérez . reuters/
Cristiano intercepta el balón durante un rondo en el último entrenamiento del Real Madrid en Valdebebas. :: sergio pérez . reuters

El Real Madrid se juega hoy el liderato en la Champions ante el equipo de Pochettino

IGNACIO TYLKO

madrid. «Si no hay un idiota al que expulsen tan rápido, tendrán grandes opciones». Así se sinceró el espigado Peter Crouch, veterano delantero inglés que a sus 36 años aún rinde en el Stoke, cuando el pasado 24 de agosto supo que su querido Tottenham se mediría al Real Madrid en la fase de grupos de la Champions. Aún mantiene bien grabadas en su memoria esas dos entradas a destiempo sobre Sergio Ramos y Marcelo que en el choque de ida de cuartos de final de la Champions 2010-11 le costó ser expulsado por el alemán Felix Brych en apenas 15 minutos de juego. Esas dos infracciones con los pies por delante fueron claves para que los Spurs de Harry Redknapp sucumbieran por 4-0, con dos goles del más tarde jugador del Tottenham Emmanuel Adebayor, otro de Ángel Di María y el cuarto de Cristiano. Ronaldo también marcó el único gol de la vuelta en el viejo White Hart Lane, con lo que el combinado de José Mourinho completó una 'manita' en el global ante un rival en el que militaban Bale y Modric, figuras actuales en el Real Madrid aunque el delantero de Cardiff aún sigue lesionado.

Ambos equipos llegan a este duelo de reencuentros empatados a todo tras ganar sus dos primeros choques del grupo H, con seis goles a favor y sólo uno en contra, por lo que se juegan el liderato y escapar de forma casi definitiva del Dortmund, tercero en discordia. Igualdad sólo aparente, ya que la historia refleja que el equipo español es una bestia negra para los londinenses. El Madrid les ha ganado a los Spurs tres de los cuatro encuentros anteriores, empatando el otro. Y el Tottenham ha sido incapaz de marcarle un gol en 360 minutos. La otra eliminatoria se produjo en los cuartos de la Copa de la UEFA 84-85, cuando un gol en propia meta de Steve Perryman en Londres decidió el cruce de un torneo que conquistaron los blancos.

«Es la primera final», resumió en la víspera Zinedine Zidane, que no conoce la derrota europea en casa. El técnico al que mejor le funcionan las rotaciones, reclutará para el once a Varane, Casemiro, Modric e Isco, que no fueron de la partida en Getafe. El malagueño mantiene su progresión geométrica y cada vez se le pregunta más si se ve entre los favoritos para el podio de un Balón de Oro que, a su juicio, ganará CR7 «sí o sí». «Yo no pongo notas pero es un jugador que me encanta porque siempre es creativo y lo intenta; ese tipo de futbolistas siempre tienen éxito», dijo Zizou sobre el jugador de moda. No avanzó si será titular Keylor Navas, aunque ayer se ejercitó bien. Siguen de baja Carvajal, Kovacic y el referido Bale.

Enorme examen para el grupo bien entrenado por el argentino Mauricio Pochettino, técnico muy del gusto de Florentino Pérez que ya ha sonado varias veces para el Madrid y del que se dice que podría suceder a su admirado Zidane llegado el día. Se presentan los británicos sin el sancionado Dele Alli y los lesionados Lamela, Danny Rose y Wanyama. Sí viajó el riojano Fernando Llorente, que ha marcado ocho goles en sus 22 partidos ante el Madrid y no ha perdido en sus cuatro ultimos choques ante los blancos, con la Juventus y el Sevilla, pero que no disfruta de la regularidad deseada en Londres tras fracturarse el brazo este verano. También destaca en esa plantilla otro viejo conocido de la afición española como el defensa belga Toby Alderweireld, campeón de Liga con el Atlético en 2014.

Atractivo duelo de artilleros entre el delantero inglés Harry Kane y el astro luso Cristiano Ronaldo. Kane encabeza la lista de los goleadores en esta Champions con cinco tantos, sólo uno más que el luso y el delantero francés del Sevilla, Wissam Ben Yedder. «Nos medimos a un punta muy completo, pero el Tottenham es mucho más que Kane», advierte Zidane al preguntarle por un jugador que ha marcado 15 goles en los últimos 11 partidos entre su club y la selección y está entre los 30 nominados al Balón de Oro.

Los Spurs suman nueve partidos sin perder desde el 1-2 ante el Chelsea en Wembley y marchan terceros en la Premier, tras el City de Guardiola y el United de Mourinho. «Es un enorme desafío para nosotros medirnos a este rival», destaca Pochettino, que sí jugó contra Zidane pero al que no se ha medido como entrenador. Al frente del Espanyol perdió los siete encuentros que disputó frente a los merengues.

Más

Fotos

Vídeos