El Barcelona se queda sin puntería en el infierno griego

Messi supera la barrera defensiva del equipo griego. :: afp/
Messi supera la barrera defensiva del equipo griego. :: afp

I. G. ATENAS.

El Barcelona no tuvo acierto en Grecia (0-0) ante un Olympiacos que lo fio todo a su defensa y cuyo tesón le permitió cobrar el primer punto tras cuatro jornadas disputadas. Los azulgrana siguen líderes del grupo, pero desaprovecharon en Atenas una ocasión para lograr matemáticamente el pase a octavos. Lo sellarán si suman como mínimo un punto en la siguiente jornada, contra el Sporting de Portugal en el Camp Nou.

0 OLYMPIACOS

0 BARÇA

Olympiacos
Proto; Elabdellaoui, Botía, Engels, Koutris; Romao, Tachtsidis, Odjidja (Gillet, min.75); Diogo, Carcela-González (Felipe Pardo, min.79); y Kostas Fortounis (Djurdjevic, min.84).
Barcelona
Ter Stegen; Semedo, Mascherano, Umtiti, Alba; Busquets, Paulinho (Rakitic, min.62), Denis Suárez (André Gomes, min.75), Sergi Roberto (Deulofeu, min.45+1); Messi y Luis Suárez
Árbitro
Anthony Taylor (Ingl.). Mostró amarilla a Tachtsidis, Sergi Roberto, Engels, André Gomes y Diogo.

El Barcelona sacó un 4-4-2, con Messi y Luis Suárez como referentes en ataque, y con la entrada por las bandas de Sergi Roberto (quien acabó lesionado en el 43, con una rotura muscular) y Denis Suárez. Sin dos referentes claros en los extremos, al Barcelona le fue mejor en los contragolpes que en las acciones de dominio y ataque en el campo del Olympiacos, donde Ernesto Valverde, técnico culé, fue recibido con un héroe por su antigua afición.

Luis Suárez volvió a sentirse muy solo delante, aunque tampoco estuvo muy afortunado cuando sus compañeros le buscaron. En el último tramo del primer acto, Messi lo intentó en una falta directa, que el meta sacó sin problemas.

Con la lesión de Sergi Roberto, y la entrada de Deulofeu, el Barcelona planteó la segunda parte con el atacante catalán abierto en la banda derecha, y desde este sector ya en el 55 generó una acción que obligó al Olympiacos a sacar lo mejor de sí. Los de Valverde no aprovecharon un error de Engels: el balón fue para Suárez, que refirió cederlo a Messi, quien no supo resolver.

En los últimos veinte minutos, el Olympiacos reculó. Luis Suárez nuevamente tuvo una clara ocasión de gol. En una asistencia de Messi, el delantero uruguayo quedó habilitado ante el meta y en el intento de vaselina, el balón acabó en la parte trasera del travesaño. Ni él ni su equipo tuvieron puntería para ir directos a octavos.

Fotos

Vídeos