Diario Sur

opinión

Juan Carlos Garrido: «El City impuso su presión y el Barça echó de menos a Piqué»

vídeo

Agüero pugna con varios jugadores del Barça. / REUTERS

  • «El aspecto defensivo fue más importante que el ofensivo en un duelo entre dos equipos que apuestan por la posesión y la elaboración»

Derrota contundente e importante para el Barça ante un City que ha estado muy bien y que ha sido un buen equipo, que ha peleado todo el partido y que lo ha ganado por méritos propios. Un partido en el que desde el inicio hemos visto algo parecido a lo que vimos en Barcelona. El aspecto defensivo es más importante incluso que el ofensivo, incluso en dos equipos que apuestan por la posesión y la elaboración con jugadores de calidad. Dos equipos que están acostumbrados a ganar los partidos jugando en el campo contrario, contra once jugadores casi metidos en su portería, pero esta vez el choque se ha decidido en aspectos como la presión arriba, recuperar el balón en el inicio del juego del rival, en contragolpes, en defender bien el balón parado...

El City ha empezado presionando muy arriba al Barça, que obviamente quiere sacar el balón jugado como es su estilo. Sabemos que la ausencia de Iniesta es muy importante, pero para mí es más importante la de Piqué. Por lo defensivo y por lo ofensivo porque al final Piqué tiene mucha calidad a la hora de sacar el balón y es siempre un jugador que calma a los que tiene a su alrededor porque saben de su calidad. El Barça se ha sentido muy incómodo, el City le ha llegado, ha habido un posible penalti a Sterling y los catalanes no estaban bien.

Pero ha pasado lo de casi siempre, ha aparecido Messi, ha empezado un contraataque que viene de un córner y él mismo acaba haciendo el 0-1. Parecía que iba a pasar lo de siempre. Messi decide el partido, pero no ha sido así. El Barça tenía el partido bastante controlado, con posesión más fluida, pero el City ha recuperado un balón en una presión alta y hay un error en los jugadores del Barça en esa combinación, pero el error se provoca porque el City presiona bien arriba y ese gol hace que se meta en el partido.

Hay una gran diferencia de irse al descanso con victoria o empate. Y la segunda parte comienza con la misma historia con presión arriba, aunque el 2-1 llega en una falta cercana. Es un gran lanzamiento de De Bruyne, pero particularmente me ha parecido más error del portero. A partir de ahí el partido ha sido un poco más correcalles, pero en ese ritmo el City ha sido mejor, con ocasiones de los dos equipos, sobre todo en el Barça con el larguero de André Gomes.

El tercer gol ha caído para los ingleses en un jugada con polémica por la mano de Agüero, pero en definitiva tras otra buena jugada de presión arriba y jugada rápida. Y como digo en los dos partidos, sorprende que paradójicamente dos equipos que ganan atacando, han ganado defendiendo bien y demuestran que tienen alternativas sus técnicos para jugar con otras armas. Ha ganado el que más falta le hacía y ganarle al Barça tiene mucho mérito. Hay que felicitar al City por la noche de fútbol.