Diario Sur

Goleada terapéutica de un Barça muy superior al Celtic

vídeo

Messi, durante el partido. / Foto: Reuters | Vídeo: Juan Carlos Garrido

  • análisis

  • El partido contra el Alavés ha despertado al Barça y le ha alarmado con lo que podía pasar

Goleada, goleada realmente espectacular. Un partido de Champions que viene muy marcado por el último partido de Liga contra el Alavés. Y es que creo que el partido contra el Alavés ha despertado al Barça, le ha alarmado con lo que podía pasar y ha hecho que el Barça salga más enchufado, que esté más metido en el partido. Hoy el Barça si ha salido con el equipo titular pero no hay que olvidar que el partido del Alavés venía después de la semana de selecciones y tenía su lógica las rotaciones y que Luis Enrique utilice a una plantilla amplia y renovada, y más competitiva.

Por otra parte ese resultado de Alavés que ha servido para despertar al Barça también ha servido para que el Celtic busque los mismos caminos o copie las ideas del Alavés. En este caso un 5-4-1 muy conservador, muy metido atrás, con muy poca presencia ofensiva y este año ya son varios los equipos que han buscado eso y por el momento sólo ha ganado el Alavés. Con esto quiero decir que no hay un táctica que funciona si o si contra el Barça y es que suelen tener uno o dos accidentes de este tipo por año y tiene más que ver con el propio Barça que con la táctica del rival. Y volviendo al partido se ha visto que han ganado con muchísima facilidad, con dominio total del partido, jugando casi todo el partido en campo contrario y con goles muy brillantes de sus estrellas. Y es que su rival apenas ha tenido una ocasión y ha sido de penalti que ha parado muy bien Ter Stegen.

Así pues lo previsto, Barça muy favorito, goleada muy clara, jugando muy bien al fútbol y un Celtic que ha decepcionado y que demuestra que las diferencias entre el Barça y el futbol español con muchos equipos europeos son muy evidentes. Podríamos decir que el Alavés puede ser mejor que el Celtic. En definitiva victoria contundente y clara ante un Celtic muy metido atrás.