La fe infinita de Cristiano

La chilena de Cristiano Ronaldo el martes. :: afp/
La chilena de Cristiano Ronaldo el martes. :: afp

Con su acrobática chilena ante la Juventus, en la que demostró todo su potencial físico, sigue sumando récords de goles, victorias y estupendos números

JAVIER VARELA MADRID.

Cristiano Ronaldo logró en el Juventus Stadium dos cosas nuevas en su ya larga trayectoria profesional: un gol de chilena y la pleitesía de la afición contraria. Después de anotar 649 goles en su carrera, por fin pudo conseguir el primero de chilena, aunque hay que recordar que en noviembre de 2011, jugando con Portugal, hizo un tanto así, pero el colegiado lo anuló por juego peligroso. Ante la Juventus sí que fue válido y hubiera sido un sacrilegio anularlo por la belleza del salto, del remate y de la colocación. Cristiano pudo sacarse una espinita que tenía clavada desde hace tiempo y que, tras años de intentos fallidos, puede marcar un antes y un después en los goles logrados por el portugués. Pero no fue improvisado ni algo anecdótico, ya que el luso había ensayado ese remate en el entrenamiento previo del lunes en el estadio turinés y en la misma portería. Porque Cristiano no deja nada al azar. «Es posiblemente uno de los mejores de mi carrera», confesó orgulloso.

Además, ese golazo (para el que se impulsó de manera paralela al suelo en 1,41 metros y conectó el remate a 2,23 metros del césped) permitió que se viera algo que nunca antes había sucedido, ya que buena parte de los aficionados del equipo italiano se rindieron ante la evidencia de la obra de arte que acababan de ver aunque significase la eliminación de la Champions. Messi, Ronaldo o Ronaldinho ya habían recibido los aplausos de la afición contraria, pero era algo que se le resistía al luso y que quiso agradecer tras el partido: «Ha sido un momento increíble, tengo que dar las gracias a todos los aficionados de la Juventus, lo que han hecho ha sido algo fantástico que nunca me había pasado en toda mi carrera». Palabra del rey de la Champions.

Ahora sí es el '9'

Una competición, por cierto, de la que Cristiano Ronaldo es el dominador absoluto como demuestran los números que ha firmado el portugués en las últimas tres temporadas. Ha sido capaz de anotar 42 goles, mientras que su eterno rival , Messi, sólo ha conseguido 23. Si a esto le sumamos que no hay nadie que haya marcado más goles que él en la Copa de Europa (120), los argumentos para coronarse con el título de rey de la Champions ganan enteros. Además, el '7' del Real Madrid es el futbolista que ha intervenido en más goles en la máxima competición europea entre los goles anotados y las asistencias. Cristiano lo ha hecho en 152 (120 goles y 32 asistencias), por los 128 de Leo Messi (100 goles y 28 asistencias) y los 100 de otro madridista, Raúl González (71 goles y 29 asistencias). Sus datos en las últimas temporadas confirman que el luso ha sabido reconvertirse como futbolista y ahora ya no quiere participar tanto en las jugadas y apuesta por definir, lo que mejor sabe hacer, y si es posible con un solo toque. Si fuera del área Leo Messi parece ser el dios del fútbol, dentro del área el rey es Cristiano.

El laberinto de los números en los que parece convivir eternamente Cristiano y que ha demostrado desde que se puso la camiseta del Real Madrid, con el '9' a la espalda, por primera vez. Acumula 445 goles y 120 asistencias en 430 partidos, una barbaridad que demuestra que es probable que, con permiso de Di Stefano, no vayamos a ver a un jugador tan importante en el Real Madrid como el portugués.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos