Un gran gol de Acosta al final evita la derrota del Rincón en Villacarrillo

JUAN RAMÓN PADILLA

El Rincón evitó una derrota en el campo del colista gracias a un gran gol de Acosta cuando finalizaba el partido. Un extraordinario zapatazo desde 25 metros sorprendió a la defensa del cuadro jiennense, que veía como de nuevo se quedaba sin ganar en casa. Y es que el colista de la Liga tiene el triste récord de no haber ganado conseguido la victoria en su feudo, donde acumula cuatro empates y siete derrotas. Eso sí, la mayoría por la mínima y no recibiendo muchos goles, y eso lo demostró de nuevo con un equipo correoso, presionante y que ayudado por el frío hizo que el Rincón no se pareciese al de otras tardes.

Bravo salió con un equipo ofensivo, con jugadores de banda con mucha profundidad, y con dos delanteros, ante un rival que dominó ligeramente la primera parte y que a 14 puntos de la permanencia solo le valía ganar. Poco fútbol ofensivo en el primer tiempo, y la mejor ocasión fue un remate al larguero de Facun a la media hora de juego. Los malagueños se perdieron en la zona cercana al área rival, donde no consiguieron enganchar con su goleador Pepe Capitán.

En el segundo tiempo, el Rincón pareció dar un paso para intentar quedarse con el dominio del balón, y tuvo una gran ocasión en las botas de Pepe Capitán, pero no supo definir delante de Samu. Y la máxima del fútbol se cumplió y la siguiente acción fue gol para el Villacarrillo que aprovecho un desajuste defensivo rinconero para que Juan Ángel marcara de cabeza tras un centro desde la derecha. El final fue trepidante, ya que tras el empate, y en el periodo de prolongación, Javi Cuenca evitó el dos a uno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos