El futbolista Rubén Castro, absuelto del delito de malos tratos a su pareja

CECILIA CUERDO SEVILLA.

El futbolista canario Rubén Castro, cedido por el Betis a un equipo chino, ha sido absuelto del delito de malos tratos cometidos sobre su expareja sentimental, según la sentencia dictada ayer por el Juzgado de lo Penal número 14 de Sevilla. El futbolista, que jugaba en el Betis cuando sucedieron los hechos, se enfrentaba a una pena de cuatro años de cárcel, mientras que la acusación particular reclamaba ocho años.

La sentencia da por válido que Rubén Castro mantuvo una relación sentimental intermitente con la denunciante. Dicha relación, dice el juez, «estuvo presidida por el conflicto, habiendo acaecido continuos desencuentros y numerosas desavenencias y discusiones». Según los informes psicológicos, «ambos mostraron una marcada dependencia emocional del otro, que se dio una situación de conflictos emocionales no manejados adecuadamente por ninguno de ellos, si bien no se valora situación de asimetría».

En este sentido, la Sala entiende que los testimonios de las supuestas agresiones a la denunciante son todos de referencia, no directos, por lo que «no queda acreditado» que el jugador «empleara la violencia» como método de «presión y sometimiento de la voluntad» de la joven, ni que hubiera intentado controlar aspectos tales como su forma de vestir, las personas con las que se relacionaba, sus llamadas y mensajes de Whatsapp, sus salidas o su trabajo como gogó. Tampoco se considera acreditado «que hubiere ejercido, de forma frecuente y reiterada en el tiempo, actos de violencia física y verbal sobre la misma».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos