Antonio Contreras: «Ahora que el fútbol femenino está en auge, Málaga tiene que estar ahí»

El técnico, en un partido del Málaga femenino. /
El técnico, en un partido del Málaga femenino.

El entrenador del Málaga femenino destaca el nivel cada vez mayor de las futbolistas locales y la importancia que tendría el ascenso a Primera División

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El Málaga femenino está a sólo tres puntos de certificar el pase a la fase de ascenso a Primera División cuando quedan dos partidos. Mañana, el equipo que entrena Antonio Contreras recibe en Cártama (12.00 horas) al Pozoalbense en la jornada 25.ª del grupo IV de la Segunda División. El entrenador del conjunto malaguista analiza la actualidad del equipo antes de la recta final de la temporada.

-¿Cómo ve al equipo antes del partido ante el Pozoalbense?

-Con muchas ganas; cuando llegué a Málaga le pedí a las jugadoras que trabajaran con ganas e ilusión, como yo lo hago, y esta semana son ellas las que me están demostrando a mí esa ilusión. Sí es cierto que estos diez meses sólo suponen el 50 % del objetivo, la otra mitad hay que ganársela en dos semanas en la fase de ascenso. Hace diez años que el Málaga femenino fue campeón de Segunda División. En ese momento, jugadoras mías que ahora tienen 17 años tenían seis o siete años. Ahora les toca a ellas tratar de llevarse esa alegría, por ellas y por el fútbol femenino malagueño.

-¿Corre el riesgo de verse el choque de mañana como un simple trámite (en Pozoblanco se venció por 0-5)?

-No, no lo creo. Si somos capaces de que vaya más gente a vernos a Cártama, tenemos que engancharlos como sea al fútbol femenino. Y para eso hay que hacerlo lo mejor posible, que cada jugadora saque lo mejor de sí misma.

-¿Satisfecho hasta ahora con la experiencia de entrenar y jugar en Cártama?

-Sí, sobre todo conociendo dónde se entrenaba antes. El Ayuntamiento de Cártama y la gente de allí sólo nos han dado facilidades. Entrenamos a gusto, pero evidentemente siempre quieres más.

-Si este fin de semana se cumplen las previsiones, lograrán clasificarse para la fase de ascenso entre los siete mejores equipos de una competición que cuenta con más de un centenar de conjuntos. ¿Qué relevancia cree que tiene esto?

-Al final, el valor será el que cada uno le quiera dar. Pero mi lectura es la siguiente. Yo vengo de entrenar en Primera División y llegas un poco a ver qué te encuentras en Segunda. Lo primero que noto es que falta ese profesionalismo que ojalá este equipo lo pueda tener a corto plazo. Pero sin ser profesionales, mis jugadoras se han comportado como tales día a día. Lo que se consigue no son sólo los cuarenta goles de Adriana o los seis que llevamos en contra... Este equipo ha luchado por intentar ser el equipo más deportivo, el menos goleado, el más goleador, tener la 'pichichi'... Son muchas cosas. Y todo ello con una enorme exigencia en los estudios de las jugadoras, algo necesario. No sólo vale con ir a entrenarse, que es obligatorio, sino también ser exigente con los estudios. Esto es clave para sentirnos profesionales sin serlo.

-Hasta ahora hemos visto un Málaga muy superior. ¿Puede cambiar esto en la fase de ascenso?

-Me llega a molestar un poco cuando en mi propia familia antes de un partido me dicen: «Tranquilo, si mañana vais a ganar seguro». No es así, nosotros salimos a ganar, pero no de cualquier forma. Puedes ganar 3-0, pero este equipo siempre ha querido más, marcar diez, y si marcabas diez, después te tocaba el Granada o el Extremadura y tenías que saber jugar al 0-0 o al 1-1 y también supo jugar a eso. Hemos sabido jugar sólo con diferencias de tres puntos muchos partidos en los que las internacionales como Kerlly, Pamela o Paula se han ido con su selección. Hemos jugado contra el Cáceres, el Extremadura o el Naranjo y hemos sacado el encuentro sin las internacionales. Por eso todo tiene mucho más mérito.

-¿Se sabe ya cuándo sería el sorteo que determinará los equipos de la liguilla y las eliminatorias?

-Me gustaría saber la fecha cuanto antes. Imagino que después del partido contra el Híspalis de la próxima semana, el lunes ya se hará el sorteo. Eso ayudaría al fútbol femenino, porque te deja cierto margen de una semana para poder trabajar y conocer a los rivales.

-Cuando llegó al Málaga trajo a varias futbolistas de su confianza que elevaron el nivel de la plantilla. ¿Ha beneficiado esto a las deportistas locales?

-Yo traje a jugadoras de mi confianza, como Adriana, que estuvo conmigo en el Levante, o a Sheila, pero también vinieron otras jugadoras que han sido adelantadas por la derecha por jugadoras de Málaga. En el once inicial, las que más minutos tienen son jugadoras de Málaga. La que más juega en mi equipo es Ruth, la central, y hace un año jugaba lo justo. Farfán, Encarni, Ruth, Postigo, María... son jugadoras de Málaga que están jugando mucho. Al lado de Adriana o de Sheila, el bloque mejora y hacemos que el equipo no esté formado sólo por jugadoras de fuera, sino también por malagueñas que sienten al Málaga desde que iban con sus abuelos a La Rosaleda.

-Conoce bien la Primera División del fútbol femenino. ¿Tan grande es el salto?

-El salto no es importante, es importantísimo. Yo lo tengo clarísimo y el club también. Ojalá si se produce el ascenso podamos hablarlo con tranquilidad, pero yo tengo que trabajar ya en ese sentido, aunque sea de reojo, porque me tengo que adelantar. Ese salto antes no se notaba tanto, pero con la llegada de un patrocinador importante, con la Liga Iberdrola, todo se profesionaliza mucho más. Muchas cosas cambiarían y creo que Málaga se merece estar ahí.

-Ya sólo el hecho de pelear por el ascenso tiene que servir de banderín de enganche para arrastrar a nuevos aficionados al fútbol femenino.

-Así es, yo he tenido la suerte de trabajar en otros clubes con aficiones magníficas, pero aquí he visto a una afición que se vuelca con el club y que en su momento tuvo un gran equipo femenino. Pero seguramente no fue en el mejor momento del fútbol femenino. Ahora está en auge, está subiendo en España, y Málaga tiene que estar ahí. Creo que mucha gente de la ciudad se engancharía a otro fútbol, que se juega con la misma pelota y que tiene algo especial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos