Premier

Guardiola, multado con 22.500 euros por lucir el lazo amarillo

Pep Guardiola, con el lazo amarillo en la solapa. /Reuters
Pep Guardiola, con el lazo amarillo en la solapa. / Reuters

La protesta contra el encarcelamiento de dirigentes independentistas es política, según la Federación Inglesa

IÑIGO GURRUCHAGALondres

La Federación Inglesa de Fútbol (FA) ha sancionado al entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, con una multa de 22.500 euros por lucir el lazo amarillo en protesta por el mantenimiento en prisión de varios dirigentes del independentismo catalán, a quienes se acusa de delitos de sedición o rebelión y de malversación de fondos. La FA permite a Guardiola lucir el lazo amarillo en otros momentos, pero no en los partidos.

El exentrenador del Barça se ha expresado de manera contradictoria sobre sus intenciones, tras aceptar la acusación. Dijo en su día que aceptaría todas las sanciones pero que se mantendría en sus trece luciendo el lazo amarillo. Dijo después que tendría que considerar su postura, si el club le pide que no lo haga. El club es propiedad de la familia real de Abu Dabi, uno de los Emiratos Árabes Unidos.

Guardiola no lució el lazo amarillo en el último partido de la Premier, contra el Chelsea, pero pudo colgarlo de su jersey para dar la conferencia de prensa posterior. En la Liga de Campeones, el City recibió este miércoles al Basilea y Guardiola tenía el lazo amarillo, al parecer porque la UEFA tiene una interpretación diferente de lo que dice la regla 4 sobre el equipamiento de los jugadores.

El debate público entre Guardiola y la Federación Inglesa ha sido penoso. El futbolista llegó a afirmar que el lazo amarillo «no es sobre políticos, es sobre la democracia». Y el consejero delegado de la FA, Martin Glenn, se enredó explicando que la regla sobre la vestimenta impide símbolos de división. Citó ejemplos como camisetas con la estampa del expresidente de Zimbabue, Robert Mugabe, o la estrella de David, que está en la insignia, en las camisetas y en los estadios de Israel.

El propio Glenn protagonizó una batalla con la FIFA para defender el derecho de los jugadores de la selección inglesa a lucir la amapola que, en una serie de actos que culminan en el aniversario del Día del Armisticio, recuerda y homenajea a los caídos británicos en las guerras. Glenn recurrió a un tribunal de arbitraje cuando la FIFA sancionó a la FA con cerca de 40.000 euros por lucir amapolas en 2016.

La FIFA finalmente cedió y aceptó en una modificación de sus ordenanzas que los seleccionados luzcan 'iniciativas', sin especificar a qué se refiere. Glenn ha defendido con fervor la amapola y las conmemoraciones de los caídos en guerras como cuestiones que no son políticas, de la misma manera que a Guardiola la democracia no le parece relacionada con los políticos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos