Inglaterra frena a España en la Eurocopa femenina

La selección que dirige Jorge Vilda mostró su versión más gris y cayó por 2-0 ante una rival que presenta su candidatura al título

DANIEL PANERO

madrid. Jarro de agua fría para la selección femenina de fútbol. El conjunto que dirige Jorge Vilda cayó ante Inglaterra en la segunda jornada de la Eurocopa (2-0). Lo hizo en un partido en el que pecó de falta de profundidad durante todo el choque -sólo disparó una vez entre los tres palos- y en el que quedó demostrada una vez más la pegada de unas 'pross' que presentan candidatura. Fran Kirby, en el minuto 2, y Taylor, en el 84, asestaron un mazazo a una selección obligada a ganar en la última jornada para amarrar la clasificación.

2 INGLATERRA

0 ESPAÑA

Inglaterra
Bardsley, Bronze, Houghton, Bright, Stokes, Moore, Scott, Kirby (Christiansen, minuto 69), Nobbs, White (Duggan, minuto 79) y Taylor (Potter, minuto 89).
España
Paños, Torrejón, Pereira, Paredes, Silvia Meseguer, Losada (Olga García, minuto 72), Putellas, Corredera, Quahabi (Latorre, minuto 89), Jennifer Hermoso y Amanda Sampedro (Torrecilla, minuto 89).
Goles
1-0, minuto 2: Kirby. 2-0, minuto 84: Taylor.
Árbitro
Vitulano (Italiano). Amonestó a Paredes y Pereira.
Campo
Partido jugado en el Rat Verlegh Stadion, en Breda (Holanda).

«No tenemos miedo», aseguró Jorge Vilda en la rueda de prensa previa. Sus palabras cayeron en saco roto. El técnico de la selección varió el esquema para probar con tres centrales y dos 'carrileros' largos, pero la prueba no funcionó. Inglaterra se juntó de inicio en pocos metros, presionó al receptor de balón y fue letal a base de chispazos.

Con esa receta llegó el primer gol del choque. Taylor recibió de espaldas, dejó el balón de cara para White, y ésta filtró un pase preciso para poner mano a mano ante Sandra Paños a Kirby. La jugadora del Chelsea no perdonó y mandó al traste la revolución de Vilda en el minuto 2. Inglaterra olió la sangre y pudo hacer incluso más grande la herida si la árbitra no hubiese anulado de forma errónea un cabezazo de Bright. España debía reaccionar en medio del diluvio, y lo hizo.

El combinado español está obligado a ganar en la última jornada para asegurar el pase

Posesión estéril

La Roja necesitaba ganar en confianza y eso solo podía ocurrir por medio del balón. Poco a poco aglutinó la posesión -hasta un 76% llegó a tener-, se quitó de encima la presión del rival y ganó enteros. De el posible 2-0 se pasó a una España que dominó en el último tercio de la primera mitad, pero en el que le faltó profundidad para hacer que los cimientos de Inglaterra, muy sólidos en todo el choque, se tambalearan.

Tras la reanudación España siguió sin encontrar el camino e incluso cayó en la desesperación. El espacio entre líneas que otorgaba el cansancio del rival no fructificó en llegadas a portería y poco a poco Inglaterra veía como sus planes se cumplían. El golpe definitivo llegó a falta de seis minutos para la conclusión, cuando se asumían algunos riesgos defensivos. Jodie Taylor se plantó ante Sandra Paños e hizo lo que mejor sabe. Definió sin nervios, anotó su cuarto gol en el torneo y mató de forma definitiva a una España que no se encontró en ningún momento del choque.

Fotos

Vídeos