EPÍLOGO

José Antonio Garriga Vela
JOSÉ ANTONIO GARRIGA VELA

Hoy habla Neymar fuera del campo. Quizás revele lo que tiene previsto hacer esta temporada y ponga fin al folletín de julio. Cuando uno ve jugar al tridente del Barça no imagina que la unidad se rompa por muchas tentaciones que les pongan por delante. Pero hay cifras estratosféricas que marean y llega un momento en que se deja de hacer cuentas. Una familia numerosa viviría toda la vida y unas cuantas reencarnaciones más con el sueldo anual del delantero brasileño. Supongo que no sólo la cuestión económica influye en la decisión que vaya a tomar el tándem formado por el padre y Neymar Jr. Hay otras cosas en la vida aparte del dinero, sobre todo cuando se tiene de sobra.

El caso es que Neymar ha conseguido atrapar la atención del mundo del fútbol y hoy quizás desvele el misterio de su futuro antes de pasar el testigo a otro jugador que lo remplace en la carrera mediática. Nos queda saber qué sucederá con Ronaldo, Bale, Mbappé. Mientras Neymar juega como un niño, los compañeros lo arropan y, de repente, se ponen tristes o se alegran y es como si interpretaran una teleserie que mantiene en vilo a los espectadores. Los otros actores de reparto actúan con la naturalidad propia de los profesionales que ya tienen muchas tablas. Valverde desempeña el papel de aquí no pasa nada y si pasa 'qué le vamos a hacer'. Piqué interpreta al hermano mayor que habla con la voz de la experiencia y también manifiesta sus deseos y sentimientos.

Hoy Neymar Jr. tiene la palabra. ¿Qué dirá?, quién sabe. ¿Qué tentación le atrae con más fuerza? A lo mejor decide seguir pensando, aunque no lo creo. ¡Una lástima!, me estaba gustando el misterioso silencio con eco de goles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos