Fútbol

Luis Rubiales: «No puede ser que los árbitros sólo se reúnan tres o cuatro veces al año»

Luis Rubiales, durante la entrevista realizada en el centro de Madrid. / Alberto Ferreras
Entrevista

«Cuando te quitan el pasaporte y te detienen, es desaconsejable gestionar el fútbol español; yo estoy seguro de que voy a ganar, sea cual sea el camino»

RODRIGO ERRASTI / IGNACIO TYLKOMadrid

 Luis Rubiales, que estudió Enfermería además de ser abogado, es un luchador. «Mi familia me respalda siempre», nos cuenta antes de revelar que nació en Canarias por una circunstancia de la vida aunque siempre se ha sentido de Motril (Granada). Ha decidido, «tras ocho años en la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y habiendo liderado un equipo», presentarse la presidencia de la Federación Española de Fútbol (FEF) a través de una moción de censura que arranca con polémica, ya que está convocada para un día (el 16 de enero) en el que muchos asambleístas no podrán acudir a votar.

-En cuatro claves, ¿qué se plantea para renovar la FEF?

-El fútbol español necesita transformarse, innovar, crecer y creo que con humildad puedo ser la persona que lidere el cambio en este momento de gran crisis. Hay que ver las relaciones hacia fuera y eso es muy mejorable, con los medios y la afición. A nivel interno, organizativamente no tiene el marco deseado ya que hay muchos departamentos que no se encuentran agrupados o tienen la funcionalidad que deberían... Tenemos que potenciar la marca de la Federación fuera de nuestras fronteras, tenemos que darle al fútbol modesto lo que necesita, autofiscalizarmos e implementar un órgano de transparencia para controlar cada céntimo.

-¿A los árbitros habría que defenderles más también desde la FEF?

-El estamento arbitral es fundamental. Para mí los árbitros son deportistas y hay que hablar con el Gobierno para buscarles un marco que ahora mismo no tienen y que les posibilite estar dados de alta en la Seguridad Social y tener los mismos derechos que cualquier español. A nivel interno, deportivamente, hay cuestiones que deben mejorar. Por ejemplo, si un árbitro no pasa las pruebas físicas ahora tiene que esperarse cuatro semanas para volver a pasarlas. Hay que maximizar los recursos y debemos darles la oportunidad de que puedan resarcirse de una prueba que no han pasado por lesión u otra circunstancia. Hay que plantearse si puedes continuar si llegas a los 45 años con un buen nivel físico y técnico. No puedes permitirte perder a un valor de nivel por eso. Hay muchas cosas que hablar con ellos, más que buscar una figura que les represente. Quiero explicarles lo que quiero hacer, como designaciones de partidos y cuestiones técnicas, pero sobre todo quiero verles para escucharles. Gran parte del problema histórico que hemos tenido con el arbitraje español es que no se le ha dado al árbitro la opción de expresarse para ver qué es lo que necesita y quiere.

Luis Rubiales, durante la entrevista.
Luis Rubiales, durante la entrevista. / Alberto Ferreras.

-¿No deberían hablar más para explicar algunos errores?

-Los árbitros se reúnen tres o cuatro veces al año y eso es una equivocación. Imaginaos que yo cometo un error como futbolista y mi entrenador me lo cuenta cuatro semanas después o quince semanas después. Eso no puede ser. Tenemos que tener encuentros continuos y siempre que un representante institucional atienda a los medios con total apertura. Si en cada partido estamos esperando que salga el árbitro para que al momento analice los errores cometidos, nos equivocaríamos. Le someteríamos a una presión excesiva, desmesurada y que no iba a contribuir a la mejora, sino todo lo contrario. Tengo una mente aperturista pero creo que hay que proteger a un colectivo que es la voz más débil. Vamos a hacer cambios poco a poco, protegiéndolos y no poniéndolos al pie de los caballos.

-Hay algunos jugadores que incluso han preguntado por la opción de ser árbitros después del fútbol. Ahora mismo la legislación no lo permite.

-Yo conozco a esos dos exjugadores del norte además... Conozco a muchos futbolistas y algunos me han planteado esa opción. Se puede estudiar. Todo hay que verlo. Es verdad que los futbolistas entendemos y vemos el fútbol de una manera y que muchas veces tratamos de hacer ver cuando un árbitro falla. Pero es que los árbitros van a seguir fallando, porque los futbolistas vamos a seguir fallando. También aciertan mucho. El arbitraje es muy complicado. Yo no digo que no a nada; todo se estudiará. Hay que ayudarles a que ellos escriban parte de esa hoja de ruta que ahora está en blanco porque nadie les pregunta o muy poco. Menos de lo que se debería.

Tebas y Larrea, en contra

-¿Qué les dice a esos que le acusan de haberse cambiado en unos meses de proVillar a presentarse en su contra?

-En los últimos seis u ocho meses he hablado poco de estos temas, pero muchos han puesto en mi boca cosas que yo no decía. Me han otorgado el cargo de vicepresidente, cuando yo nunca lo he aceptado ni lo hubiera hecho, me han adjudicado frases que yo no he dicho nunca. ¿Qué es lo que yo trato de hacer por el fútbol? Lo primero, que no sea un monopolio, que no pertenezca a una sola institución o sea liderado por una única persona. Tiene que haber un equilibrio, debe haber gente en LaLiga y en el CSD, gente en los árbitros, en AFE y en la Federación. La FEF es la institución matriz del fútbol español y debe ser la que gestione y lidere los proyectos. Yo no quiero tener enemigos, palabra de honor. Aunque yo no quiero prejuzgar a nadie, cuando uno tiene limitado ciertos derechos fundamentales porque te retiran el pasaporte o incluso te detienen, eso desconseja de manera total que puedas gestionar una institución tan importante como la del fútbol español. Y por eso, tras pedírmelo una mayoría importante del fútbol español, he dado este paso.

-LaLiga y parte de la FEF, que nunca han sido muy cercanas, ahora están en contra suya... ¿Qué ha hecho usted para eso?

-Si Javier Tebas y Juan Luis Larrea se han puesto de acuerdo en que yo no debo ser presidente pues... Las hemerotecas también están ahi. En el mes de septiembre hay unas declaraciones en las que Larrea decía que pensaba que en dos semanas lo dejaría el presidente (Ángel María Villar) y si no iríamos a una moción de censura. También lo dijo el secretario de Estado para el Deporte. Ahora ha llegado el momento. Yo he cumplido mi palabra y a partir de ahí cada uno puede posicionarse, aunque espero que lo hagan con algo más de respeto del que les he escuchado. Eso no me va a distraer.

-¿De dónde viene esa agresividad de Tebas?

-No sé si él tiene animadversión hacia mí. Cada uno es como es y voy a seguir actuando así. Desde mi posición de presidente debo tender la mano a todo el mundo para que podamos construir algo mejor. Eso sí, teniendo en cuenta que la Federación es la institución que tiene que gestionar el fútbol. Todos debemos ceder en una negociación. Lo que no puede ser es: 'Mi idea es la mejor y o la aceptas o nada'. Eso ha ocurrido y hay que desterrarlo. Debemos ceder todos para construir algo mejor, o si no los puntos de vista serán cada vez más lejanos».

Luis Rubiales, candidato a la presidencia de la FEF.
Luis Rubiales, candidato a la presidencia de la FEF. / Alberto Ferreras

-¿Piensa que es más probable ser presidente por la moción de censura o través de unas elecciones?

-Estoy seguro de que voy a ganar sea cual sea el camino. ahora obviamente he apostado por la moción que va a ser en un mes y medio. Y cuanto antes mejor, que hay muchas cosas por solucionar.

-Pese a su larga trayectoria como jugador y como sindicalista en situaciones de impagos, huelgas... ¿Es este su partido más difícil?

-Es una buena pregunta (medita). Ahora estoy en disposición de elegir y cuando estaba en un club y no cobraba era una lucha desesperada porque había compañeros que no llegaban a final de mes o podían perder su casa. Nos ha pasado en categorías inferiores pero también en Primera. Esa etapa ha pasado y ahora tengo un reto personal y colectivo. No es una cuestión de ser presidente, sino de transformar el fútbol. Hay que cambiar y también mantener lo bueno del fútbol que es mucho, porque en estos años se han conseguido resultados buenos pero ahora es un proyecto al que me lanzo y lo otro era una necesidad en la que el confort diario brillaba por su ausencia. Ahora hay tensión pero a mí me gusta competir. Estoy en mi salsa, estoy a gusto.

«Algunas cuestiones del auto quedarán en nada»

-Algunos de sus apoyos están siendo investigados por el juez Pedraz.

-La presunción de inocencia debe ser máxima... además conozco algunas de las cuestiones que están en el auto y quedarán en nada o en una sanción administrativa. Si una vez que termine la investigación hay hechos probados y constatados de una manifiesta ilegalidad delictiva, no voy a mirar a otro lado, pero hasta entonces debemos esperar que otros puedan probar su culpabilidad. Estoy satisfecho de todas las personas que me han mostrado su apoyo. Hay que dar libertad a Pedraz, o al que investigue, y después hagamos un balance, pero no antes de que algunos sean exonerados.

-¿Está seguro de que algunos de los que le apoyan no se echarán atrás?

-Yo he competido toda mi vida y estoy convencido de que voy a ganar. Se va a votar de manera totalmente secreta y la confianza se verá plasmada el día de los resultados. Es un atropello que el que convoca, que además es parte interesada en que salga que no, lo haga para un día en el que muchos de los asambleístas no pueden venir. Esa es la parte del fútbol que hay que eliminar como sea. Yo siempre he votado un lunes. Lo único que pido, que está contemplado en la orden ministerial, es que el día de las votaciones no puede haber competición ya que al día siguiente los jugadores y árbitros tienen que viajar. Rompe los esquemas sobre la palabra democracia. Ahora me voy a centrar en cambiar esto y después voy a ganar las elecciones para que haya un cambio. Sobre todo para que no sucedan cosas como estas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos