Dembélé asoma en el derbi

Ernesto Valverde y Quique Flores, técnicos del Barcelona y el Espanyol, posaron ayer. :: a. garcía. efe/
Ernesto Valverde y Quique Flores, técnicos del Barcelona y el Espanyol, posaron ayer. :: a. garcía. efe

El Espanyol visita un Camp Nou enfadado con la directiva y dispuesto a estallar contra el palco si el Barcelona no funciona en el césped

P. RÍOS BARCELONA.

Ocho derrotas consecutivas encadena el Espanyol en otros tantos derbis ligueros en el Camp Nou, con un balance de 26 goles del Barça y sólo dos del equipo banquiazul. 4-1 (2016-17), 5-0 (2015-16) y 5-1 (2014-15) han sido los últimos resultados. Desde el 21 de febrero de 2009, cuando De la Peña logró un doblete histórico ante su exequipo (1-2), los 'pericos' no rascan nada en casa del rival de la ciudad. Y eso que cada temporada se recuerda en la previa el 'Tamudazo' de la temporada 2006-07, cuando dos goles de Tamudo en un 2-2 le pusieron al Real Madrid la Liga en bandeja.

Esta vez el equipo azulgrana va a jugar con más presión en la tercera jornada ante su afición que en otros precedentes cuando si perdía podía poner en peligro algún título. Es el primer partido allí tras el cierre de un nefasto mercado, el primero tras un agosto caótico. Los jugadores no tienen la culpa y el técnico, menos. Bastante han hecho ganando los dos partidos ante Betis (2-0) y Alavés (0-2). Pero saben que de su actuación deportiva depende que el club entre una crisis institucional de consecuencias imprevisibles, con el excandidato Benedito recogiendo ya firmas para el voto de censura contra Bartomeu, y el regreso de Joan Laporta planeando. Y no es que los jugadores tengan muchas ganas de defender al actual presidente, de lío en lío, capaz de enfadar hasta a Iniesta por descubrir un principio de acuerdo para su renovación que no existe del todo. Pero, lógicamente, ante todo quieren ganar.

Ousmane Dembélé, el joven extremo francés de 20 años es la esperanza en el derbi. Sus primeros pasos serán examinados con lupa por los 105 millones (+42 en variables) que ha costado, pero hay tanta necesidad de ilusionarse con otro jugador que no sea Messi una vez consumada la traición de Neymar. Y más en un derbi al que Luis Suárez ha llegado entre algodones, con sólo un entrenamiento con el grupo y tras dos partidos durísimos con Uruguay. Messi, que suele descansar cada temporada tras esta primera interrupción FIFA, regresó el miércoles, se ha entrenado dos días con el grupo y jugará seguro.

La deportividad en la previa de los derbis, por lo menos, se ha recuperado con la fotografía conjunta de Valverde y Quique Flores, con quien Luis Enrique no quiso comparecer la pasada temporada por unas viejas rencillas . El técnico del Espanyol no ha comenzado la Liga como quería: el buen empate en Sevilla (1-1) no tuvo continuidad en Cornellà ante el Leganés (0-1). Pero también podrá hacer debutar a Sergi Darder y Dídac Vila. Sergio Sánchez se quedó fuera de la lista de 20. La duda es el portero Diego López.

Fotos

Vídeos