David Campaña: De Marbella a Lituania pasando por China

David Campaña, dirigiendo un encuentro con el FK Utenis lituano /SUR
David Campaña, dirigiendo un encuentro con el FK Utenis lituano / SUR

El periplo del técnico marbellí es un claro ejemplo de la exportación de talento desde el fútbol español

CARLOS J. MARTÍNEZMarbella

Que el fútbol es un deporte que traspasa fronteras es algo bastante obvio. Pero en la última década es el fútbol español el que ha visto cómo se ha convertido en el modelo a imitar por el resto de países. Al aficionado ya no se le hace extraño que haya jugadores y entrenadores en las ligas de todo el mundo. Casos como el del entrenador marbellí David Campaña, que acumula experiencia profesional en China y Lituania.

«LaLiga hizo una serie de pruebas en España para hacer una selección y me cogieron para dirigir un grupo de cinco entrenadores. Allí las ligas son escolares y gané torneos con juveniles, equipos femeninos y alevines. A raíz de eso, LaLiga me ofreció ser coordinador de proyectos deportivos en Shanghái», explica el marbellí sobre su experiencia en el fútbol chino.

Cuando un profesional del fútbol se marcha al extranjero, sólo se ve el aspecto más ideal de la misión, pero dejar atrás tu casa y familia es un sacrificio que requiere mucha fortaleza. «Justo antes de irme a China estaba coordinando a un equipo en San Pedro y desde entonces no he vuelto a pisar prácticamente España. Estar lejos de la familia es muy duro», confiesa David Campaña sobre estar lejos de casa.

«Todo es muy complicado fuera. A veces no cumplen lo que te prometen. Lo que está claro es que el fútbol español lo valoran mucho, pero una vez allí da igual y te exigen muchísimo», relata el técnico marbellí. «Al principio todo el mundo te dice que sabían que tú servías, pero una vez que coges el avión y ves que estás solo, sin la familia, no es fácil. Llegan los malos resultados, las discusiones, los momentos difíciles e incluso los alegres y estás solo», destaca David Campaña sobre la fortaleza mental que requieren este tipo de experiencias.

Pese a todas las dificultades a las que ha tenido que hacer frente en sus aventuras futbolísticas, David Campaña destaca: «Sé valorar las cosas y tengo mucho mas conocimiento en el fútbol internacional. He aprendido sobre el fútbol físico, las llegadas de los equipos lituanos o el fútbol directo de los chinos».

La experiencia en China le sirvió para abrirse las puertas en la primera división de Lituania. El FK Utenis lo llamó para dirigir al equipo. «Me surgió un conjunto en la primera división lituana y me lié la manta a la cabeza. Es un equipo humilde, con poco presupuesto», explica David Campaña. «Cogí a chicos españoles y con una media de edad de 21 años que compitieron contra equipos fuertes físicamente. Al final conseguimos salvar la categoría, que era el objetivo por el que me ficharon», analiza el técnico. El club lituano al que dirigió lo apodaban el ‘Spanish Utena’ y el ‘Fresh Football’ por lo bonito de su juego.

En crecimiento

«Es una experiencia espectacular. Hace mucho frío y ahora me doy cuenta del motivo por el que los jugadores españoles no triunfan en estos países. Es complicado entender la cultura y jugadores. Lo importante es que me ha servido para crecer mucho», destaca el marbellí. Uno de los motivos que llevaron a David Campaña fue la falta inversión de su club: «Una vez que el equipo se salva matemáticamente, intentan recortar dinero y el último mes y medio entrenábamos en un campo de fútbol 7 con espacios muy reducidos. El rendimiento de los jugadores estaba cayendo y fue uno de los motivos para dejar el club».

Respecto a su futuro, David Campaña sigue con el gusanillo de entrenar y vivir nuevas experiencias fuera del fútbol español. «Ya me pienso las ofertas. Primero espero a ver la ciudad, las instalaciones, el equipo, y luego tomo la decisión con más calma», destaca sobre las condiciones para entrenar. «Puede ser Bielorrusia o Lituania, pero donde vaya quiero estar cómodo y no pasar contingencias, ya que todo empieza bonito y al final hay que ver los pasos para seguir creciendo», continúa explicando.

En todo caso, es un nuevo ejemplo de las experiencias que puede regalar el fútbol y de la oportunidad de ampliar fronteras. Una muestra, además, del enorme trabajo que se ha realizado y se sigue haciendo en el fútbol-base español, que hace que superpotencias mundiales como China quieran imitar nuestro fútbol. Mientras tanto, Campaña seguirá exportando el estilo de juego español por todos los países en los que entrena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos