Con Cristiano todo es más fácil

El Real Madrid firmó una victoria cómoda con cuatro goles del luso, uno de Lucas Vázquez y otro de Bale, pero con muchas lagunas defensivas

JAVIER VARELA MADRID.

El Real Madrid goleó al Girona en un partido eléctrico en el que apareció la mejor versión de Karim Benzema, que renació para apoyar al insaciable Cristiano Ronaldo, autor de cuatro goles que, unidos a los de Bale y Lucas Vázquez, sirvieron para doblegar a un gran rival.

6 REAL MADRID

3 GIRONA

Real Madrid
Keylor Navas, Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo, Kroos, Kovacic (Modric, m. 71), Lucas Vázquez, Asensio (Bale, m. 71), Benzema (Isco, m. 82) y Cristiano Ronaldo.
Girona
Bono, Maffeo (Aday, m. 82), Ramalho, Bernardo, Juanpe, Mojica, Pere Pons, Granell, Portu, Borja García (Choco Lozano, min. 69) y Stuani (Olunga, min. 86).
Goles
1-0, min. 11: Cristiano. 1-1, min. 29: Stuani. 2-1, min. 47: Cristiano. 3-1, min. 59: Lucas Vázquez. 4-1, min. 64: Cristiano. 4-2, min. 67: Stuani. 5-2, min. 85: Bale. 5-3, min. 87: Juanpe. 6-3, min. 91: Cristiano.
Árbitro
Gil Manzano (extremeño). Amonestó a Mojica y Carvajal.
Campo
Santiago Bernabéu. 59.097 espectadores.

El Real Madrid salió al Bernabéu con su mejor cara. Generando fútbol, abriendo el juego por las bandas y creando ocasiones en cada llegada a la portería del Girona. Cristiano Ronaldo fue el primero en poner a prueba a Bono y Lucas Vázquez falló de forma inexplicable un mal despeje de la defensa del conjunto catalán. Los de Zidane, en pleno carrusel de ocasiones, terminaron por romper el cántaro gracias al portugués, que parece otro jugador al que se vio en la primera parte de la temporada. Cristiano remató a la perfección un centro de Kroos para poner por delante a su equipo, marcar su primer gol al Girona y dejar al Leganés como el único de los 33 rivales en la Liga española al que no ha 'vacunado'.

El gol le dio tranquilidad a un Madrid que no cambió sus argumentos, pero sí pareció tomarse un respiro tras la avalancha. Parecía una noche plácida hasta que el Girona decidió dar un pasito adelante. Sólo eso le bastó para llegar a la portería de Keylor Navas y provocar sensación de peligro primero y el gol del empate un minuto después. .

El partido se fue al descanso entre el murmullo de la afición, pero los blancos sólo necesitaron tres minutos para volver a ponerse por delante en el marcador gracias, a quién si no, a Cristiano, a pase de Benzema. Con el luso desatado, el Madrid se soltó el corsé y se lanzó al ataque como el depredador que huele la sangre de la víctima. En una gran acción colectiva del Real Madrid que comenzó Marcelo, continuó Benzema y Cristiano regaló a Lucas Vázquez para que el gallego hiciera el tercero y diera por liquidado el partido. El atracón de ocasiones y llegadas en una y otra portería aún dio para tres goles más, con lo que se comprobó el potencial ofensivo 'merengue', pero también sus carencias defensivas ante un rival que trató de ser fiel a sus ideas de juego de toda la temporada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos