El Barça se juega la Copa sin Messi, Iniesta ni Luis Suárez

Valverde, ayer en la rueda de prensa previa al duelo. :: marta pérez. efe/
Valverde, ayer en la rueda de prensa previa al duelo. :: marta pérez. efe

El regreso de Dembélé y la ausencia de Deulofeu, novedades en la lista de un Valverde que pasa de Coutinho: «Es un buen jugador de otro equipo»

P. RÍOS

Barcelona. «No vamos a correr el riesgo de una lesión», avanzó Ernesto Valverde antes del último entrenamiento y de comunicar la lista de convocados para el Celta-Barça, de ida de los octavos de final de la Copa del Rey. Se refería a Messi, Luis Suárez y Mascherano, que se incorporaron el 2 de enero tras sus vacaciones navideñas. Dicho y hecho. Los dos delanteros se quedaron fuera de la lista, al igual que Iniesta, pero el central sí entró. «Con Dembélé hay que ir con calma», apuntó sobre el extremo francés, ya con el alta médica después de tres meses y medio de baja. Sí lo citó para viajar a Vigo, pero se intuye que para entrar desde el banquillo de forma progresiva.

Rafinha, también OK después de ocho meses de baja, todavía esperará un poco más y la gran sorpresa es la ausencia de Deulofeu, ya en la rampa de salida, con ofertas de Italia, para dejar sitio a Coutinho. Así las cosas, con Umtiti y Paco Alcácer lesionados, el once azulgrana en Balaídos estará repleto de novedades. Sergio Busquets, sancionado en Liga ante el Levante, sí jugará, pero la presencia de Cillessen en la portería (es el titular en la Copa) no será la única curiosidad. Hasta Aleñá y Arnaiz, del filial, tienen opciones de estar en el once.

Rey de Copas con 29 títulos, campeón de las tres últimas ediciones, el Barça inicia 2018 con un torneo con el que mantiene un idilio pese a que obliga a pagar un peaje físico y psicológico que en ocasiones puede pasar factura en las dos competiciones estrella: Liga y Liga de Campeones. El Celta, rival temible para el conjunto azulgrana, espera en Vigo en la ida de los octavos de final con el aval del punto que se llevó recientemente del Camp Nou (2-2) y con la amenaza de los cuatro goles logrados en las dos últimas visitas culés a Balaídos (4-1 y 4-3). Incluso el último precedente copero favorece a la escuadra celeste: 3-1 y 1-1 en la semifinal 2000-01 para pasar a la final en el adiós del Pep Guardiola jugador al Barça.

Coutinho, todavía no

Como era de esperar la inminente llegada del brasileño Coutinho al Barcelona se coló en la previa del Celta-Barcelona, aunque Valverde regateó asunto como pudo. «No lo sé, me entero aquí de muchas cosas que ocurren, que no las sabía, si es que son ciertas, no lo sé. Pero bueno, Coutinho es un jugador de otro equipo; es un buen jugador desde luego y no sabemos qué pasara en el futuro».

Y añadió tras ser nuevamente preguntado por el posible fichaje del brasileño: «No tengo nada que decir de Coutinho, no es jugador nuestro, está en otro equipo y respetamos el hecho que esté en este otro club».

Valverde tuvo que hablar también sobre otro caso abierto en el periodo de fichajes que se acaba de abrir en Europa, el del defensa francés Samuel Umtiti, de 24 años, al Mánchester City por 60 millones de euros: «Está claro que Umtiti es un gran jugador. Nosotros esperamos que se esté muchos años en el Barça, que disfrutemos de su juego y que él disfrute el estar aquí con nosotros». «¿La cláusula? Eso depende un poco de la legislación, el hecho de tener cláusulas al final hace que haya un precio (...) Para que un jugador se vaya a otro club con el pago de la cláusula, no hay que olvidar una cuestión muy clara: que el jugador se quiera ir», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos