Dos colosos con enormes cuentas pendientes

Zidane, durante su conferencia de prensa en Turín. :: reuters/
Zidane, durante su conferencia de prensa en Turín. :: reuters

Los blancos imponen su ley en las citas cumbre, y el equipo italiano, su último verdugo europeo, gana las eliminatorias Juventus y Real Madrid reviven en cuartos la última final de la Champions disputada en Cardiff

IGNACIO TYLKO

Apenas diez meses después de que el Real Madrid levantase su decimosegunda 'orejona' en Cardiff y se convirtiera en el primer club capaz de retener el título de Champions, la Juventus y el rey de Europa reviven hoy un duelo de enconada rivalidad histórica. Derrotada también por el Madrid en la final de 1998 en Ámsterdam, decidida por un polémico gol del montenegrino Pedja Mijatovic que supuso la 'séptima' y recuperar la hegemonía continental después de 32 años de sinsabores merengues, la 'vecchia signora' parte de nuevo con el cartel de víctima pero confía en la revancha, en repetir su gesta del año pasado ante el Barça y en confirmar una curiosa tradición: el Madrid impone la ley del más fuerte en las finales pero la 'Juve' le ha ganado las cuatro últimas eliminatorias a doble partido y fue la última escuadra capaz de apearle en esta competición, al derrotarle en las semifinales del curso 14-15.

En ese precedente fue clave Álvaro Morata, que marcó para los 'bianconeri' tanto en el 1-1 del Bernabéu como en el 2-1 para los italianos en Turín. Fue el principio del fin de Carlo Ancelotti en el banquillo madridista. En total, nada menos que 19 duelos entre ambos y balance equilibrado: nueve victorias españolas, ocho italianas, dos empates y 22 goles anotados por cada bando.

No han cambiado mucho ambos desde esa final conquistada por los madrileños en el Estadio del Milenio galés con un doblete de Cristiano y los tantos de Casemiro y Marco Asensio que dejaron casi en anécdota el precioso gol del croata Mario Mandzukic antes del descanso. Zinedine Zidane, al que no le gustó emparejarse con un club donde comenzó a forjarse el mito y ganó dos 'Scudetti', alcanzó dos finales de Champions y conquistó un Balón de Oro, podría repetir incluso el mismo once de Cardiff.

Su rival sí ha sufrido algunos retoques sobre todo en defensa, obligados por la marcha de Dani Alves al PSG y de Leonardo Bonucci al Milan, rival lombardo al que los piamonteses derrotaron 3-1 este fin de semana para dar otro paso en la carrera hacia su séptimo título liguero consecutivo, ya que aventajan en cuatro puntos al Nápoles.

Cristiano, un arma letal

Sí ha cambiado el estado de forma de los contendientes. Si antes de la final de Cardiff los dos se habían asegurado el gran título nacional, ahora el Real Madrid está obligado a superar la eliminatoria para 'salvar' la temporada, al estar sin opciones en la Liga (a 13 puntos del Barcelona) y eliminado de la Copa por el Leganés. Pero es un club habituado a vivir al límite, tal y como demostró en la ronda anterior al deshacerse del poderoso PSG tras ganarle los dos partidos (3-1 y 1-2). Con sólo una derrota en los últimos dos meses, parece haber encontrado en este tramo final de curso el punto de confianza que le faltaba.

Se agarra el campeón al imponente estado de forma de Cristiano Ronaldo, que descansó en Las Palmas y llega fresco ante un rival al que le ha marcado siempre con el Madrid: nada menos que siete goles en cinco partidos. Tras un inicio de temporada titubeante, sobre todo en la Liga, CR7 ya le endosó tres goles al campeón francés, es el máximo artillero de esta Champions con 12 y está empeñado en acabar por sexta vez consecutiva como 'pichichi' de la competición.

La Juventus, por su parte, no pierde un partido en todas las competiciones desde noviembre (3-2 contra la Sampdoria). El buen momento de la escuadra de Massimiliano Allegri coincide el gran estado de forma de Paulo Dybala, que una vez recuperado de una lesión vuelve a ser determinante, pese a que esos méritos no sean suficientes para ser convocado por Jorge Sampaoli para la Albiceleste.

En Europa, el equipo turinés también marcha con paso firme. Tras perder 3-0 contra el Barcelona en el primer partido de la fase de grupos, no ha vuelto a caer. Sufrió para eliminar al Tottenham al ganar en Londres (1-2) después de empatar a dos goles en su estadio, donde suma 27 partidos seguidos sin perder. Su última derrota, 0-2 contra el Bayern en abril de 2013, es, de hecho, la única en los 32 encuentros 'europeos' disputados en el Juventus Stadium.

Zidane podrá contar con todos sus titulares y sólo el defensa Nacho está lesionado. Isco, el más probable, Asensio, Lucas y Bale, compiten por una plaza. Allegri, en cambio, pierde a los sancionados Benatia y Pjanic, aunque ha recuperado al colombiano Cuadrado, que ya disputó unos minutos el sábado contra el Milan.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos