«Sé que me van a caer hostias, pero nunca voy a cambiar»

El francés aseguró tras la debacle ante el Barça que no se arrepiente de su planteamiento y advirtió de que «el Real Madrid jamás se rinde»

I. T.

madrid. Parco en explicaciones tácticas, dolido y convencido de que le van a caer un sinfín de palos a partir de ahora, pero nunca derrotado. Así compareció ante los periodistas Zinedine Zidane tras la debacle de su Real Madrid ante el Barça en la víspera de Nochebuena. «Estamos mal porque es una derrota jodida, que duele. Todos pueden pensar que la Liga está acabada, pero yo no. No vamos a bajar los brazos nunca y el Madrid jamás se rinde pase lo que pase. No ha sido un año malo y volveremos más fuerte tras el descanso junto a nuestras familias, estoy convencido. No merecimos una derrota así, pero esto es el fútbol», dijo.

«No me arrepiento de nada. Estoy aquí para elegir y tomar decisiones. Si marcamos en la primera mitad, el partido era diferente. Sé que mañana me van a meter hostias, pero no pasa nada. Esto es el fútbol y nunca voy a cambiar, pase lo que pase. Asumo con todas las fuerzas mis decisiones», apuntó sobre el planteamiento y la titularidad de Kovacic por Isco. «No voy a dar una explicación, tomo decisiones. Luego no pude contar con él por circunstancias, por tener uno menos y porque el partido ya había cambiado totalmente con 0-2 y un expulsado».

Negó que exista tanta diferencia entre un equipo y otro como indica la clasificación. «No estamos mal y por eso duele más caer. Pero el fútbol cambia rápido. Mucha gente decía que el Barça estaba hundido tras la Supercopa y ahora lo dirán de nosotros. Cuando ganas todo es muy bonito y cuando pierdes todo es negativo. Estoy con mis jugadores», enfatizó antes de reiterar que el análisis sería muy diferente si el Madrid hubiera marcado en la primera parte. «Tuvimos un error en el 0-1 y después se complicó el partido», negando que fuera un problema físico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos