El Barcelona, a recuperar el hilo de las victorias ante el Villarreal

El líder liguero, que lleva dos empates seguidos en la Liga, visita al equipo amarillo, que encadena dos derrotas y llega muy diezmado a la cita

P. RÍOS BARCELONA.

Aunque los dos empates consecutivos en la Liga ante el Valencia (1-1) y el Celta (2-2) no le han penalizado demasiado, el Barcelona está obligado a vencer al Villarreal en el Estadio de la Cerámica para recuperar la confianza que le había llevado a ser un líder intratable. Con esa finalidad, Ernesto Valverde ha rotado a jugadores tan importantes como Messi en los dos últimos partidos de la Champions, en los que el delantero argentino sólo disputó la última media hora. Pero, curiosamente, llegar más descansado a una gran cita no siempre se traduce en los tres puntos. Quedan tres partidos antes del parón navideño, Villarreal a domicilio, Deportivo en el Camp Nou y el clásico del 23 de diciembre en el Bernabéu. El Barça no sólo quiere mantener la ventaja que tiene, también cree que puede aumentarla.

El equipo azulgrana conoce la dificultad que supone superar al equipo castellonense en su casa, donde la pasada temporada, en un partido con errores arbitrales de bulto, se tuvo que conformar con el 1-1 al final gracias a una falta que Messi clavó en la escuadra. Valverde tiene allí una espina clavada también, pues ha sido el único club del que no ha tenido una buena salida al ser destituido a media temporada en la 2009-10, con el equipo en la mitad de la tabla.

Piqué y Vermaelen formarán pareja en el eje de la zaga, con David Costas, del filial, en la convocatoria para prevenir más contratiempos. Además, siguen en la enfermería Iniesta, Dembélé y Rafinha, los tres cerca de reaparecer ya, aunque en el caso de los dos últimos no hay prisas. Mascherano, precisamente, ha acaparado la información estos días porque ha pedido irse a China en el mercado de invierno en busca del protagonismo perdido, no sólo para no perder su plaza en el Mundial en la Argentina de Sampaoli, sino también porque cobraría tres veces más. Valverde le necesita en su papel de tercer central, que ahora sería el segundo, pero posiblemente se acabará marchando con un mínimo detalle por su parte: esperar a que Umtiti se recupere.

Por su parte, el Villarreal tiene las bajas de los lesionados Bruno Soriano, Sansone y Cheryshev, además del portero Andrés. Tampoco podrá jugar Fornals, baja de última hora, mientras que Bacca y Samu Castillejo son duda. Calleja podría dar la titularidad al portero Asenjo y al central Semedo, recuperados de sus lesiones. El equipo amarillo, sexto, atraviesa un momento dubitativo tras perder sus dos últimos partidos pese a adelantarse en el marcador: 2-3 ante el Sevilla y 3-1 en Leganés.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos