El Barcelona estudia denunciar al PSG ante la UEFA

Neymar, en un entrenamiento en Florida. :: juanjo martín. efe
Neymar, en un entrenamiento en Florida. :: juanjo martín. efe

Argumentará si Neymar sale por los 222 millones de su cláusula de rescisión que el club galo incumple las reglas del 'fair play' financiero

EFE

barcelona. El Barcelona vive expectante el desenlace del futuro de su delantero Neymar, que negocia con el París Saint-Germain. Y si bien no quiere desvelar oficialmente su estrategia, el club sí maneja la opción de denunciar al club francés ante la UEFA apelando a las reglas del 'fair play' financiero.

La entidad azulgrana sospecha que, en caso de que el París Saint-Germain pague los 222 millones de euros de la cláusula de rescisión de contrato del internacional brasileño, el dinero no provendría en su totalidad de los fondos del club francés, sino de alguna sociedad de Catar, de donde Hamad bin Khalifa Al-Thani, propietario del PSG, es el emir.

Por este motivo, en caso de que finalmente el PSG fiche al jugador, el Barcelona podría pedir a la UEFA que investigue el origen de ese dinero, al entender que ningún club europeo puede abonar la cláusula de rescisión de Neymar sin incumplir las reglas del 'fair play' financiero establecidas por la propia federación continental.

Nueva sanción

Cabe recordar que, en 2014, la UEFA ya multó con 22 millones de euros al PSG por incumplimiento del 'fair play' financiero. Una nueva sanción no solo conllevaría una nueva multa económica, sino que también podría implicar la suspensión del club francés para disputar competiciones europeas.

El 'caso Neymar' sigue coleando en el entorno del cuadro azulgrana., y ayer se pronunció sobre el futuro de su compatriota el exjugador del Barcelona Ronaldinho Gaúcho. «Sólo puedo decirle que siga su corazón y sea feliz, que haga las cosas que su corazón le diga», dijo en Tegucigalpa (Honduras) el viernes.

El Barcelona se entrenó ayer en el Hard Rock Stadium de Miami Gardens y lo hizo sin incidentes, al contrario que en su primer entrenamiento en la ciudad, en el que Neymar y Nelson Semedo protagonizaron un encontronazo. Cerca de 20.000 personas asistieron al entrenamiento oficial antes del clásico -que se jugó la pasada madrugada (2.06 horas, Cuatro)- que era abierto al público aunque con entradas a partir de 17 euros, y el colorido azulgrana inundó parcialmente las gradas del estadio en el que normalmente juega sus partidos como local el equipo de fútbol americano de los Miami Dolphins. Después del entrenamiento del equipo 'culé' fue el turno del Real Madrid a las órdenes de Zinedine Zidane.

Fotos

Vídeos