El Barça gana el primer clásico del verano

Los onces del Real Madrid y el Barcelona en un Hard Rock Stadium a rebosar en Miami. :: juanjo martín. efe
Los onces del Real Madrid y el Barcelona en un Hard Rock Stadium a rebosar en Miami. :: juanjo martín. efe

Vence en Miami en un duelo con cinco goles, numerosos errores defensivos y una intensidad superior a un ensayo de pretemporada

PABLO RAMÓN OCHOA. EFE

miami (ee.uu.). El Barcelona ganó al Real Madrid el primer clásico del verano (habrá dos más en la Supecopa) y el primero de la historia en Estados Unidos, en un duelo que ambos equipos se tomaron más en serio que cualquier amistoso. Messi, Rakitic y Piqué para el Barça y Modric y Asensio para el Madrid pusieron los cinco goles de un choque que no defraudó en cuanto espectáculo.

2 R. MADRID

3 BARCELONA

Real Madrid
Keylor Navas; Carvajal (Achraf, m.74), Sergio Ramos (Nacho, m.45), Varane (Vallejo, m.45), Marcelo (Theo, m.74); Casemiro (Llorente, m.74), Kovacic (Ceballos, m.74), Modric (Isco, m.45); Bale (Óscar, m.74), Asensio (Lucas Vázquez, m.45) y Benzema (Mayoral, m.74).
Barcelona
Cillessen; Aleix Vidal, Umtiti (Vermaelen, m.63), Piqué (Mascherano, m.73), Jordi Alba (Digne, m.73); Busquets (Samper, m.73), Rakitic (Aleñá, m.73), Iniesta (Sergi Roberto, m.45); Neymar (Arda, m.73), Messi (Denis Suárez, m.63) y Suárez (Alcácer, m.63).
Goles
0-1, m.3: Messi. 0-2, m.7: Rakitic. 1-2, m.14: Kovacic. 2-2, m.36: Asensio. 2-3, m.50: Piqué.
Árbitro
Jair Marrufo (norteamericano). Amarilla a Varane, Carvajal, Luis Suárez y Samper.
Campo
Hard Rock Stadium. 66.014 espectadores.

El Barcelona se adjudicó así la International Champions Cup (ICC), y quienes lo disfrutaron fueron los 65.000 espectadores que abarrotaron el Hard Rock Stadium de Miami. Con entradas entre los 600 y los 4.500 dólares y un gran despliegue para el concierto de Marc Anthony que encendió aún más a la hinchada latina, el clásico de Miami fue una fiesta en la que el fútbol acompañó. Messi se encargó de que la acción comenzase pronto, en concreto en el minuto tres, cuando agarró la bola en la frontal, regateó hacia dentro a Marcelo y disparó con el interior de su pierna izquierda. La pelota dio en Sergio Ramos e hizo un globo al que Keylor Navas no llegó. El gol impulsó al Barça ante un Real Madrid dormido y desorganizado que acumuló muchos errores en defensa en los primeros compases.

Tantos que, en una de las siguientes llegadas, Neymar centró raso hacia la media luna, lugar en el que esperaba Rakitic para engancharla al primer toque y mandarla a la red con un chut ajustado al palo izquierdo de Navas. Zidane juntó líneas de inmediato para detener el ímpetu del Barça y, aunque la pelota seguía siendo azulgrana, otro croata, Kovacic, salió al rescate del Madrid. En línea de tres cuartos, el mediocentro tiró una pared con Asensio y después dribló a Piqué pasándose la pelota con rapidez de izquierda a derecha. Desde la frontal y sin oposición, lanzó de manera potente a media altura, lejos de Cillessen.

El Madrid se metió de lleno en la contienda, igualó la intensidad de su rival y aparecieron entonces los primeros piques, como entre Neymar y Carvajal. Por el Madrid, lo más destacado fueron las continuas apariciones de Asensio, que además empató el duelo pasada la media hora con una carrera velocísima desde el centro del campo hasta la frontal, donde cedió la pelota a Bale y la recibió de nuevo solo en el área de meta.

Una falta lanzada desde el lateral por Neymar, que dio su segunda asistencia de gol de la noche, la remató Piqué en el área pequeña para decidir el partido al comienzo de la segunda mitad, que a la postre tuvo mucho menor ritmo con los carruseles de cambios efectuados por Zidane y Valverde.

Más

Fotos

Vídeos