Fútbol

La Audiencia de Madrid ordena procesar a Xabi Alonso por fraude fiscal

Xab Alonso, ex futbolista. /Efe
Xab Alonso, ex futbolista. / Efe

Reabre la causa por simular la cesión de sus derechos de imagen para evadir presuntamente a Hacienda

MATEO BALÍNMadrid

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado que continúe la investigación contra el exfutbolista Xabi Alonso por la presunta comisión de un delito fiscal, después de que el asunto fuera sobreseído de forma provisional por el juzgado de Instrucción número 40 de Madrid al entender que el caso no revestía carácter de infracción penal en los ejercicios de los años 2010 y 2011.

Así las cosas, la sección 29 de la Audiencia de Madrid ha estimado el recurso presentado por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), la Abogacía del Estado y el Ministerio Fiscal. El tribunal ha revocado el auto de archivo y ha ordenado que continúe el proceso por los trámites del procedimiento abreviado, es decir, supondrá el procesamiento del excentrocampista de la Real Sociedad, Liverpool, Real Madrid y Bayern de Múnich.

La justificación del tribunal "no es tanto porque existan indicios o pruebas irrefutables de la comisión del delito fiscal que imputan las acusaciones, cuestión sobre la que este tribunal –se señala en el auto- no tiene que pronunciarse en este momento procesal, sino por la existencia de fundamentos suficientemente fundados de simulación contractual en la cesión de los derechos de imagen que sostienen la posible comisión de un delito contra la Hacienda Pública, mediante la elusión del pago de impuestos".

Cerca de 900.000 euros

Hacienda acusaba a Alonso de haber defraudado 606.876 euros en 2010 y 170.012 en 2011. En agosto de 2009, a punto de fichar por el Real Madrid desde el Liverpool, Xabi vendió sus derechos de imagen a la firma Kardzali Comercio Serviços de Consultoría e Investimentos, con sede en Madeira (Portugal), por cinco millones de euros.

Madeira era hasta 2012 una "región ultraperiférica dotada de un régimen fiscal con total exención de impuestos". Según la Agencia Tributaria, con esa operación cometió "una pura simulación", una "entelequia" con la que consiguió una "completa opacidad fiscal frente a la Hacienda pública española". "La cesión [de derechos de imagen] no es real porque en ningún momento el señor Alonso se desprendió de sus derechos de imagen".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos