La Andaluza impide a un técnico de fútbol optar al título nacional por su discapacidad

Hijano sólo puede entrenar hasta categoría juvenil./
Hijano sólo puede entrenar hasta categoría juvenil.

A Sergio Hijano se le ha comunicado que para lograr los niveles más importantes debe superar pruebas físicas que no puede afrontar por su paraplejia

JUAN R. PADILLA VÉLEZ-MÁLAGA

Sergio Hijano padece una paraplejia desde hace más de siete años tras un accidente de moto y estos días es noticia por su interés en obtener en un futuro el título de entrenador nacional de fútbol. Su sorpresa ha sido mayúscula cuando ha visto que por su discapacidad no puede acceder a los niveles superiores, ya que no podría pasar las pruebas físicas que marcan las normas de la Federación Española. Si tuviese el título superior (Nivel 3), ya obtenido aunque tuviese esta lesión medular, podría entrenar. El gran obstáculo es acceder a dicho nivel cuando ya hay una discapacidad. Además, a los entrenadores, una vez que consiguen el título, no se les exige pasar pruebas físicas. La cuestión es cuando están en plena obtención del título.

Hijano espera desde el mes de octubre que la Federación Española le conteste sobre lo que necesitaría para obtener los títulos que pretende. Ya recibió respuesta por parte de la Federación Andaluza: «Le indicamos que, cumpliendo la normativa de la Real Federación Española de Fútbol, para poder inscribirse al Curso Avanzado de Fútbol debe aportar un certificado médico oficial de aptitud física en el que conste que el alumno no tiene impedimento para realizar la práctica como entrenador de fútbol».

Sánchez espera un cambio

En las redes sociales ha expuesto su problema y ha recibido muchas muestras de apoyo por lo que la mayoría de la gente entiende una incongruencia. Incluso SUR habló con el delegado provincial de la Federación Andaluza, Miguel Sánchez, que por cierto fue presidente de la Escuela de Fútbol de Torre del Mar y tuvo de monitor a Hijano. «Si analizamos las normas, parecen absurdas, pero está montado de esta forma. Vienen impuestas y los que optan a ser futuros entrenadores tienen que pasar unas pruebas físicas que Sergio no pasaría por sus condicionamientos físicos, algo que debería cambiar», recalca.

El hoy concejal en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga se dedicó muy pronto a entrenar y obtuvo el habitual para estar en un banquillo hasta categoría de juveniles. «No comparto la respuesta de la Federación, ya que para entrenar a un equipo de superior categoría no se obliga a golpear el balón, y por esa regla de tres, cualquier entrenador mayor debería dejar de entrenar o pasar pruebas continuas», comenta Hijano. Ahora se ha vuelto a plantear esta posibilidad de obtener una titulación superior una vez que vio que el ex jugador del Real Madrid Raúl va a ser entrenador.

Sergio Hijano es socio del Málaga y además preside una peña de malaguistas en silla de ruedas e insiste: «Igual que hay personas sin discapacidad que entrenan a equipos de discapacitados, se trata de que haya igualdad y pueda suceder lo contrario». En las redes sociales ha recibido muchos apoyos, entre ellos el del entrenador del Rincón Fertilidad Amivel de baloncesto, Paco Aguilar, que ha destacado: «Eso no ocurre en la Federación Española de baloncesto, ya que en mi caso soy entrenador nacional y no me pusieron ningún impedimento e hice las prácticas con el resto de compañeros del nivel pertinente».

Hijano espera que la Federación Española al menos le conteste, aunque no es muy optimista al ver que la Andaluza ya le advierte que no puede acreditar cualidades físicas para obtener el título.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos