Diario Sur

Manolo Povea, ante otra aventura de riesgo

Manolo Povea dirigirá al Panteras de Miranda, en Venezuela.
Manolo Povea dirigirá al Panteras de Miranda, en Venezuela. / SUR
  • El entrenador malagueño dirigirá al Panteras de Miranda de la liga de Venezuela

A Manolo Povea le gustan las emociones fuertes. Tras su experiencia durante dos años en Bagdad como seleccionador de Irak, ahora emprende otra experiencia llamativa, pues se hará cargo del equipo de los Panteras de Miranda de la Liga de Venezuela.

Como es lógico, lo primero que viene a la cabeza al hablar del país sudamericano es la situación de inestabilidad social que vive con el enfrentamiento de la mitad del país al régimen de Nicolás Maduro. No le importa demasiado esto al que fuera asistente de Javier Imbroda, Pedro Ramírez y Bozidar Maljkovic en el Unicaja en la década de los noventa. El técnico se ha curtido en el extranjero, de hecho esta será su tercera aventura fuera de nuestras fronteras. En que en 2005 se fue a las islas Azores para dirigir al Lusitania, allí en mitad del Atlántico. En su primera temporada cogió al equipo colista y salvó la categoría. La campaña siguiente (2005-2006) alcanzó las semifinales de la Copa de Portugal. Y la posterior (2006-2007) conquistó el primer título de la historia del Lusitania al ganar la Copa de la Liga (frente al Benfica). La temporada siguiente fichó por el Ovarense, con el que ganó la Liga del país vecino.

Luego pasó por el Gestibérica Vigo y el Clínicas Rincón en la LEB hasta aquella experiencia en Irak. En Venezuela le espera otra situación comprometida, pues el Panteras de Miranda es colista de un grupo de cinco equipos en el que lucha por acabar entre los cuatro primeros para jugar las semifinales de conferencia.

«La verdad es que tengo pocas referencias del equipo, salvo lo que he podido documentarme estos días. Trataré de llegar allí el sábado, que hay partido para poder verlos en directo», explicó a SUR mientras gestionaba los billetes para Madrid, donde tendrá que lograr el visado para poder viajar luego a Venezuela.

Povea sabe que la situación actual del país no es precisamente atractiva para ir a trabajar, aunque el campeonato de baloncesto sigue adelante con normalidad. «Se ve que me toca esto, trabajar en destinos que nadie quiere. Allí se vive una situación caliente, pero la experiencia me dice que cuando llegas a los destinos la situación que se palpa es distinta. En cualquier caso, sí que hay un nivel de inseguridad alto, por lo que habrá que tener cuidado», explica el técnico nacido en Puente Genil, pero afincado en Málaga.

Al menos tendrá se encontrará alguna cara conocida, pues Curro Segura, asistente de Jasmin Repesa en el Unicaja hace cuatro años, dirige al Gigantes de Guayana, encuadrado en el mismo grupo que el Panteras, así que habrá ‘derbi malagueño’ al otro lado del Atlántico.