Diario Sur

Sergio Ramos, Piqué y las «piedrecitas»

«Pique, nunca mejor dicho», bromeó Sergio Ramos al llegar a la concentración de la selección española en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas cuando le preguntaron por sus polémicas con su compañero de defensa, Gerard Piqué. El central madridista compareció minutos antes de la hora tope pero atendió a los medios de comunicación presentes y no esquivó ninguna pregunta. Una de ellas fue sobre el reencuentro con Piqué, con el que tuvo un último cruce de declaraciones tras la remontada europea del equipo azulgrana ante el PSG. «A Piqué y a mí nos gusta tirarnos alguna piedrecita, pero ahora cuando le vea le voy a dar un abrazo. Es el morbo y el pique que hay entre el Real Madrid y el Barcelona. No te voy a negar que nos hemos acostumbrado. Nos lo tomamos sin ningún tipo de maldad, todo muy deportivo», dijo con una sonrisa, queriendo evitar más polémicas.

El futbolista acumula diez tantos esta campaña, el mejor registro de su carrera. «No me esperaba llevar tantos goles, pero mi prioridad es defender porque soy defensa. Ojalá siga así el equipo y yo y al acabar la temporada pueda decidir que fue la mejor temporada de mi vida». Ramos se mostró contento de volver a la selección, tras perderse por lesión el duelo ante Macedonia en Granada y el amistoso en Wembley.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate