Diario Sur

El Dos Hermanas cede dos puntos con polémica

Acabó indignada la afición del Dos Hermanas-San Andrés y todo su equipo porque no observaron penalti en una mano en el vértice del área, que supuso que el River Melilla lograra el empate y dejara al conjunto malagueño con un punto, cuando hicieron todo para quedarse con la victoria. Este nuevo traspié deja muy tocado al equipo de Andrés Domínguez, que aunque haya sacado cuatro puntos en estas dos últimas jornadas, seguirá colista, aunque su fe e ilusión por no descender le hará seguir luchando. Catanha de nuevo fue titular, y su mejor ocasión fue una 'chilena'.

El partido no se le pudo poner más de cara, y es que antes de los veinte minutos ya ganaban por dos a cero, en medio de un aguacero. Lograron dos goles en apenas cuatro minutos: el primero, obra de Tote, tras lanzar magistralmente una falta y, cuando aún no se había recuperado el rival del tanto inicial, el cuadro local marcaba el segundo. Fue un balón que prolongó Raúl de cabeza, lo controló Rafita, que la bajó y fusiló a Aomar.

Todo parecía controlado, pero la jugada que metió el susto en el cuerpo a los malagueños llegó en el minuto 44. Tras una pérdida de balón en el centro del campo, vino el tanto de Bilal. En el segundo tiempo llegó el penalti polémico, y el agua también jugó en contra del equipo que propuso juego y dominio, pero sigue esquiva la fortuna.