Diario Sur

«Mi gran sueño es entrenar en Primera»

Loren, en una rueda de prensa reciente con el Vélez.
Loren, en una rueda de prensa reciente con el Vélez. / J. R. P.
  • El técnico del Vélez, Loren, reconoce las dificultades para dirigir a un equipo de Tercera, pero no oculta que confía en llegar a la élite

trenador del Vélez desde hace varias semanas. Sustituyó a Antonio Gálvez por los malos resultados e intenta enderezar el rumbo de un equipo que no termina de levantar el vuelo y sigue en una zona muy alejada de los cuatro primeros puestos. Y es que el Vélez siempre está en la quiniela de aspirantes, pero no juega una fase de ascenso desde la temporada 2007-2008. Loren, como siempre se ha conocido en el mundo del fútbol, tiene especial cariño a su nuevo equipo, ya que en él jugó su hijo, también llamado Loren. En media campaña (temporada 2013-2014) marcó catorce goles, que le hicieron fichar por el filial del Betis, donde continúa.

Loren reconoce que entrenar en Tercera tiene algunas peculiaridades, que no encontraba en su etapa de entrenador de Segunda B –recordemos que la temporada pasada estuvo en el Marbella–. «Sólo dispongo del campo entero una vez a la semana. Parece excusa, pero es una realidad. En Segunda B nos entrenábamos por la mañana, y eso es una gran diferencia. Menos mal que dispongo del preparador físico, José Rojo, y me facilita el trabajo», recalcó el entrenador marbellí.

Otro de los aspectos que destaca Loren es la modestia de los clubes de Tercera, en los que los futbolistas «vienen de trabajar una jornada larguísima». «Tenemos que adaptarnos, porque esto ya lo sabía, y estos inconvenientes, como que algunos no pueden jugar algunos domingos, lo asumo como que es lo que hay», añadió. El técnico del Vélez reconoce que «es más importante el que no juega que el que lo hace, porque tienen que trabajar el doble, y ponerlo difícil a los que están siendo titulares».

El ahora entrenador del Vélez fue defensa central y jugó en el fútbol profesional en equipos como el Sevilla, Mérida o Recreativo. Comenzó y acabó su carrera en el conjunto de su tierra, el Marbella. Reconoce que su gran sueño es sentarse en un banquillo de equipo de Primera División: «Lo mismo suena muy ambicioso, pero es mi gran sueño. Ya lo logré como futbolista, y nadie me va a quitar que tenga ese objetivo, pero mientras tanto hay que forjarse con equipos como el Vélez, que tan bien me ha recibido». En el cuadro axárquico únicamente piensa «en ganar este domingo en Torredonjimeno, coger una inercia de ir sumando, y ya veremos donde nos pone la competición».

Compañeros destituidos

Loren se refirió también a lo difícil que es triunfar en Tercera División, a donde han «caído» ya tres compañeros, que también fueron jugadores de Primera o Segunda, como Fernando (El Palo), Porto (Alhaurino) y Raúl Gaitán (Alhaurín de la Torre): «Es muy triste. La soledad del entrenador no la entiende nadie. Yo acabo derrotado con la tensión de los partidos. Echamos muchas horas y entendemos que esto funciona así, pero es injusto. Estos entrenadores que me has nombrado ya no pueden ejercer más su profesión hasta el próximo año. Mientras los futbolistas pueden jugar en varios equipos en la misma temporada».

Curiosamente, su hijo, siendo jugador del Vélez, marcó en la localidad de Mancha Real y perdió el equipo jiennense. Esto llevó a la destitución del técnico y el fichaje de Loren por este equipo. Pero sin duda la anécdota es que Loren hijo no sólo es jugador actualmente del Betis B, sino que desde pequeño era seguidor verdiblanco. Por ello cuenta la siguiente anécdota: «Era tan seguidor del Betis, siendo yo jugador del Sevilla, que tuve que llevarlo a ver un partido del Betis, y para ello me tuve que tapar el rostro con la capucha de una sudadera para que no me viesen».

Temas