Diario Sur

Ninguno de los dos hizo méritos para ganar el partido

El Vélez y el Guadix no dieron para más, empate sin goles, y sin apenas fútbol. Los veleños no encontraron el ritmo necesario para imponer su dominio, ni para crear fútbol ofensivo y se tradujo en un encuentro muy pesado y con muy pocos remates. El Guadix se sintió cómodo defendiendo, e incluso tuvo las dos ocasiones más claras del partido, pero la igualada fue lo más justo para dos equipos más preocupados en defender que en atacar. Hasta la media hora del partido no llegó el primer remate a puerta, que fue del visitante Nando, que disparó al poste en una melé. Y es que sólo las jugadas a balón parado podían romper el empate sin goles, así el veleño Nacho, el mejor de los locales, remató de cabeza otra acción que nacía en una falta.

La afición blanca estaba decepcionada por lo poco que ofrecía su equipo, y deseaba que después del descanso pudiera ver más balones al área del Guadix, pero el fútbol vertical estuvo ausente. De nuevo, lo único reseñable, venía en jugadas aisladas: una acción para cada uno de los contendientes, y ambas de cabeza, en los remates de Lucena y de nuevo de Nando. Los seguidores del Vivar Téllez tuvieron que esperar al minuto 76 para ver el primer tiro entre los tres palos, que fue de Emilio Guerra, y desde lejos, pero estuvo bien atajado por Álex por bajo. La entrada de Popo parecía que podía dinamizar el ataque blanco, pero el Guadix tuvo siempre muy claro cómo defender. Incluso, los típicos minutos finales de presión del equipo local, no llegó, e incluso Fefo, en una 'contra' tuvo la ocasión más clara, que desbarató Damián, cuando iba a marcar el delantero visitante. En la siguiente jugada, Toni probó los reflejos de Reina, pero el partido no mereció ningún ganador.