Diario Sur

España mide su crecimiento en Wembley

Julen Lopetegui hace girar un balón sobre el césped del estadio de Wembley mientras sus jugadores hacen carrera. :: efe
Julen Lopetegui hace girar un balón sobre el césped del estadio de Wembley mientras sus jugadores hacen carrera. :: efe
  • Aprovechará el amistoso para dar minutos a los que han tenido menos minutos en los primeros cinco partidos de esta nueva etapa del técnico

  • Lopetegui quiere cerrar 2016 sin perder ante una Inglaterra que busca un triunfo que la vuelva a ilusionar

Wembley será el último examen de Julen Lopetegui en su primer semestre al primer. El duelo ante Inglaterra cerrará su balance en un 2016 que supuso cerrar el ciclo de Vicente del Bosque en la selección y abrir una nueva etapa con el vasco, al que un penalti de Turín le ha privado sumar un pleno de victorias en sus cinco primeros partidos con 16 goles a favor y sólo uno en contra. La nueva era arrancó ante un rival de alta exigencia, Bélgica era la número dos del ránking FIFA, y su segundo amistoso será de prestigio. Wembley, uno de los lugares en el que todo futbolista sueña con brillar, acoge un encuentro ante una Inglaterra que parece salir del terremoto generado por Sam Allardyce -despedido tras 67 días por verse involucrado en una trama de corrupción de fichajes- y que busca ilusionarse con tras desperdiciar varios generaciones brillantes. El estadio trae buenos recuerdos a varios internacionales.

Por un lado a los azulgranas, que ganaron allí la Champions de 2011 frente al Manchester United, y por otro a varios de los jugadores que han disputado finales coperas en Inglaterra. «Es un estadio especial para mí, he ganado todos mis títulos», reconoce un Nacho Monreal que se lleva la palma con cuatro títulos en el recinto londinense. Otros como Juan Mata, Ander Herrera, David de Gea, Pepe Reina, David Silva o César Azpilicueta han levantado al menos una copa tras subir los 107 escalones desde el césped hasta la tribuna de entrega de trofeos. «Tengo el recuerdo de ir saludando a nuestros aficionados antes de coger la copa», recuerda el defensa navarro.

Azpilicueta ya actuó como central en el último partido entre ambas selecciones, disputado hace 367 días en Alicante y que terminó con triunfo de La Roja por 2-0 (goles de Mario y Cazorla). «Los dos equipos vamos a intentar ganar para dar prestigio. Es un amistoso, pero realmente no lo es», explicó Dani Carvajal.

En la última visita en 2011 Vicente Del Bosque alineó a su once de gala de la generación de oro, que venía de conquistar el Mundial y estaba en camino de repetir triunfo en la Eurocopa. Pero después dio oportunidades a los ingleses del equipo (Silva, Reina, Mata, Torres, Cazorla y Cesc). Vencieron los de Capello, con gol de Lampard. «Las dos selecciones hemos cambiado desde entonces aunque recuerdo el ambiente del estadio, al que le tengo mucho cariño porque allí gané fue mi primer título en Inglaterra, en 2012. Este año 2016 ya he ganado dos trofeos allí: otra FA Cup y la Community Shield», explica Mata.

Nueva era inglesa

Ahora habrá que ver si Lopetegui finalmente aprovecha la cita para probar a los que no participaron en la goleada ante Macedonia en Granada y por tanto hace debutar, probablemente en la segunda parte, a sus caras nuevas: Sergio Escudero e Iago Aspas, el máximo goleador nacional. Por tanto, Pepe Reina podría tener su opción en el puesto de De Gea, Íñigo y Azpilicueta entrarían en una zaga que podría contar con Sergi Roberto, al que los médicos ven en un estado óptimo tras sus molestias en el talón. Herrera podría tener su opción como sustituto de Busquets a lo largo del encuentro. En las bandas podría repetir con Vitolo, si bien la idea es ver el rendimiento de Lucas Vázquez, con Mata por el tocado Silva y en punta podría ser titular Aduriz, que a sus 35 años y 275 días se convirtió el sábado en el jugador más veterano en marcar con la selección, por un Morata que terminó con un fuerte golpe en Los Cármenes.

Inglaterra se presenta en la cita cargada de moral tras su convincente victoria sobre Escocia (3-0). Gareth Southgate, seleccionador interino, trata convencer a los dirigentes de la Federación Inglesa (FA) de que es el adecuado para tomar las riendas del equipo de forma indefinida, que en principio fue nombrado sólo para los partidos frente Malta, Eslovenia y Escocia y el amistoso de hoy. Tras dos victorias y un empate (0-0 con Eslovenia), el ex entrenador del Middlesbrough no modificará en exceso el equipo que goleó hace tres días a sus vecinos, y sólo se esperan dos novedades en el once: Clyne y Vardy. Rooney partirá desde el banquillo.