Diario Sur

Julen Lopetegui, seleccionador español, durante un entrenamiento en Las Rozas. :: s. barranechea. EFE
Julen Lopetegui, seleccionador español, durante un entrenamiento en Las Rozas. :: s. barranechea. EFE

El lateral doble y los tres centrales

  • Lopetegui ensaya con una zaga de cuatro sin descartar el plan que funcionó ante Albania y Liechtenstein

las rozas. «No quiero perder ni un minuto más en los que no están. Tenemos que pensar en convertir las dificultades en oportunidades», explicó Julen Lopetegui cuando leyó los convocados. El seleccionador español no se lamenta por la ausencia de titulares habituales y quiere aprovechar la situación para formar su plantilla. Por eso mantiene las pruebas en el tercer portero (Asenjo tiene su opción tras Adrián y Sergio Rico) y aprovechará las bajas de tres de sus titulares en defensa (Ramos, Piqué y Jordi Alba, además de Javi Martínez) para conocer de primera mano las alternativas que maneja.

La baja de Alba no le preocupa tanto porque sabe que cuenta ahí con Monreal, Azpilicueta e incluso Nacho, pero en esta ocasión ha optado por ver de cerca a Escudero antes que a otros que tuvo en las inferiores como Gayá o Bernat. En el centro de la zaga apuesta por dos de las perlas que él moldeó en la sub' 21 como Íñigo Martínez y Bartra, que se suman a los dos polivalentes navarros ahora en Londres.

De cara al duelo ante Macedonia en Granada, no está claro si Lopetegui repetirá defensa de tres, tras lo trabajado en el primer entrenamiento a puerta cerrada. En su sesión de ayer, la que el técnico considera más importante para ensayar aspectos tácticos, probó con dos equipos tras obligar a los suyos a completar ejercicios ante unos muñecos hinchables colocados como suele hacerlo Macedonia (5-3-2).

En esa sesión usó un equipo formado en 4-3-3 en el que De Gea estaba escoltado por Carvajal, Bartra, Nacho y Monreal en defensa, con Busquets, Koke y Thiago en el medio, y Vitolo y Silva flanqueando al 'nueve', que era Aduriz debido a las molestias de un Diego Costa que está siendo cuidado al máximo en la concentración de la selección española. El punta del Chelsea se ausentó por segundo día consecutivo del entrenamiento por un hematoma en su ingle izquierda, para completar una sesión muy suave con el recuperador. En principio, los médicos son optimistas y no tendrá problema para poder estar en Los Cármenes.

9-0 en el 'goal average'

Después fue variando los equipos y probó también algunas defensas de tres, por lo que no es descartable que finalmente pudiera decantarse por el plan que funcionó con éxito en los últimos 135 minutos que ha jugado la selección ante Liechtenstein y Albania con un balance de nueve goles a favor (siete en León y dos en Shkoder) y cero en contra. Para pasar al 3-4-3 sin hacer cambios, sólo moviendo jugadores de puestos, Lopetegui cuenta con la polivalencia de Sergi Roberto, que podría sumarse desde el lateral al centro del campo, y la de otros laterales dobles como Monreal o Azpilicueta, que pueden actuar de centrales como hacen en sus equipos. El '28' del Chelsea es otro de esos multiusos que permite reducir la defensa, porque se adapta perfectamente a todos los puestos de la zaga.

Desde que Conte cambió el sistema a 3-4-2-1 el equipo 'blue' ha hecho pleno de victorias (cinco), es el equipo más goleador y sigue invicto. «Azpilicueta nos está aportando seguridad atrás, rapidez en los cortes y salida de balón», explica el técnico italiano. Sergio Escudero, que en principio probó con los teóricos suplentes, considera que la oportunidad de estar en 'La Roja' le llega ahora «sobre todo por la manera de juego que tenemos en Sevilla, más ofensiva y de posesión de balón, que es ese juego combinativo que también se transmite en la selección española».

Menos el lateral diestro -en dos partidos ha 'sacrificado' a Carvajal para ganar un centrocampista-, Lopetegui tiene el resto del equipo bastante definido. En las bandas Vitolo es profundo y Silva se asocia por dentro. «El estilo está por delante de los sistemas. Los protagonistas son los jugadores y nosotros tratamos de ayudarles. Nada más», zanja el técnico, cuyo equipo sólo ha recibido un gol en sus cuatro partidos al frente, el encajado ante Italia tras el penalti cometido por Sergio Ramos. De Gea, nombrado 'titularísimo' desde el primer momento por un seleccionador que se remangó para comunicar a Casillas su ausencia, solamente ha recibido dos tiros entre los palos.