Diario Sur

El Barça, de los despachos al césped contra el colista

  • Tras una semana que acaba en el TAD por los comentarios de Tebas y el Comité, el equipo de Luis Enrique jugará con muchas bajas en defensa

Barcelona. Tras una semana tan relajada para los jugadores como polémica para el club, el Barça recibirá al Granada con la obligación de hacer bueno el 2-3 de Valencia, no ceder más puntos en la Liga y también mostrar la solidez que hizo al equipo azulgrana campeón en las dos últimas temporadas. Institucionalmente también será un día complejo para el Barcelona porque desde el mediodía se celebrará la asamblea en la que se debatirá sobre la junta directiva, que, entre otras cosas, viene de pactar con la Fiscalía y la Abogacía del Estado a cambio de asumir un delito fiscal en el 'caso Neymar'. En condiciones normales, sería un asunto caliente, pero históricamente, por el sistema asambleario recogido en los estatutos, suele ser una balsa de aceite.

Ya en lo deportivo, Luis Enrique tiene muchas bajas, la mayoría en defensa. Están lesionados Piqué, Mathieu, Jordi Alba y Iniesta. Además, Aleix Vidal, que no cuenta ya para el técnico asturiano, sufre unas molestias misteriosas y Arda Turan se llevó un golpe en el tobillo ante el Espanyol en la Supercopa de Catalunya.

El Granada, colista con tres puntos y máximo goleado con 23 dianas, podría alinear una defensa de cinco pese a las bajas de Foulquier y Gastón Silva.