Diario Sur

N'Zonzi y Juanfran. :: efe
N'Zonzi y Juanfran. :: efe

N'Zonzi deja al Atlético sin el liderato

  • Un buen Sevilla vence por la mínima a un conjunto rojiblanco que no se rindió a pesar de la expulsión de Koke

Que el Atlético de Madrid mantuviera el liderato pasaba por vencer en el Ramón Sánchez-Pizjuán, un campo en el que ningún visitante había ganado esta temporada. Y los tres puntos tampoco se escaparon del recinto sevillista en esta ocasión. En un duelo de mucha intensidad los de Jorge Sampaoli lograron noquear, gracias a un gol de N'Zonzi, a un equipo rojiblanco que no mostró su mejor versión.

La primera mitad dejó un partido igualado, disputado, con mucha intensidad y con el Sevilla dominando la posesión y aguantando el tipo. No hubo muchas ocasiones de gol, pero sí un duelo de ida y vuelta, con los de Sampaoli controlando el balón y los de Simeone buscando un contraataque para adelantarse en el marcador.

Viendo que al Atlético le costaba construir jugadas y que el Sevilla dominaba el balón, Simeone apostó por dar entrada a Nico Gaitán en la segunda parte por un Correa que estuvo un poco desacertado. También metió en el campo Tiago por Carrasco, que no brilló como en anteriores encuentros.

Pero Nasri, en una buena acción personal, estuvo a punto de adelantar a los hispalenses nada más comenzar, cuando su disparo se topó con el poste. A pesar de los cambios, el partido transcurrió igual que en la primera mitad. Pero en una buena salida en velocidad del club hispalense, N'Zonzi superó a Oblak en el mano a mano para adelantar a un Sevilla que fue claro dominador del choque y que puso más ganas en ataque.

Los de Simeone intentaron sin mucho éxito igualar el marcador, pero la expulsión de Koke puso el partido aun más cuesta arriba para los colchoneros. Durante el tramo final del partido, el Sevilla buscó con insistencia un segundo gol que diera más calma al encuentro y el Atlético, que no supo reaccionar en ningún momento, se vio superado durante todo el encuentro y dejó escapar el liderato en un encuentro para olvidar. En cambio, los de Sampaoli ya son segundos.