Diario Sur

Gaitán: «Lo paso mal en el banquillo, aún me entran ganas de ir a por el balón»

Raúl Gaitán continúa en el mundo del fútbol, ahora como técnico.
Raúl Gaitán continúa en el mundo del fútbol, ahora como técnico. / Sur
  • El entrenador del Alhaurín de la Torre y exmalaguista cumple su primera temporada como técnico y lo hace en un equipo de la provincia y junto a Paco Valenzuela

Raúl Gaitán ha comenzado esta temporada una nueva aventura en su pasión por el fútbol. Este paleño de 37 años es un enamorado del balón, y ahora ha reconducido su labor a la de entrenador. Siempre muy querido en el vestuario por su sentido del humor, formó parte de la cantera del Málaga y jugó como lateral derecho en numerosos equipos de Segunda B y Tercera (Málaga B, Alhaurino, Marbella, Estepona, Fuengirola-Boliches, Ejido, Jaén, Lucena o Torremolinos), aunque las dos temporadas que más cariño guarda fue la del ascenso del Málaga hace casi diez años a Primera, con Juan Ramón Muñiz en el banquillo y, sobre todo, el ascenso a Segunda con el Jaén hace tres campañas. En aquella promoción de ascenso en La Victoria salió a hombros al salvar en el último minuto un balón que se colaba y que hubiese dado el ascenso a los valencianos del Huracán.

Gaitán, junto a Paco Valenzuela, llevas las riendas técnicas del Alhaurín de la Torre. En el popular ‘Lauro’, está dando sus primeros pasos como entrenador, donde reconoce que lo pasa mucho peor que de futbolista. Actualmente el Alhaurín está en la zona de abajo de la tabla, con nueve puntos, pero en una competición tan igualada, la del Grupo IX de Tercera, sólo está a cuatro puntos del sexto lugar.

–¿Cómo le llegó la posibilidad de entrenar en Tercera?

–A través de Paco Flores, que ya me conocía de haberme tenido en otros equipos. Yo había tenido alguna experiencia con chavales en Jaén, pero nunca esta responsabilidad que comparto ahora con Valenzuela.

–Ya han pasado unos meses desde que comenzara a entrenar, ¿cómo se está encontrando?

–Siempre tiene uno algo de respeto. Pensaba que lo iba a llevar peor. Al moverme siempre en este mundillo, me estoy encontrando cómodo. Es cierto que en los partidos sufro mucho, me hierve la sangre, porque siento impotencia y me dan ganas de saltar e ir por el balón. Está claro que tengo que ir cambiando el chip.

–¿Ha cambiado el fútbol mucho desde que usted jugó en Tercera?

–Es cierto que ahora los jugadores no cobran casi nada. Hace algunos años sí se ganaba bastante dinero. Tienen todos que competir al máximo, aunque no tengan mucho premio económico. Pero es lo que nos ha tocado vivir, y cada uno se habitúa. Estoy orgulloso de mis jugadores, aunque en algunos partidos hemos podido sacar algo más.

–¿Cómo está siendo el discurrir del Alhaurín en el comienzo de temporada?

–Estamos teniendo distintas fases. Tenemos que salvar el accidente de la semana pasada ante el Atlético Malagueño, que es un gran equipo. Todos queremos más, porque hemos perdido partidos en casa que podíamos haber amarrado. Estoy orgulloso de mis jugadores en partidos como ante el Antequera. Hemos tenido una racha de cuatro partidos donde el equipo se hizo fuerte. Pero también hemos tenido encuentros donde pudimos hacer algo más como ante el San Pedro. El objetivo es la permanencia, pero somos ambiciosos y miramos a los ‘play-off’.

–¿Qué objetivos se marca el Alhaurín de la Torre para esta temporada?

–Está siendo una Liga muy igualada, con muy pocas diferencias. Los equipos no tienen ya presupuestos exagerados para tener grandes futbolistas. Hasta Navidad no sabremos como estará el campeonato. Nosotros queremos la permanencia, pero tenemos que ser ambiciosos y si podemos meternos en el ‘play-off’, mejor que mejor. Pero nos quedamos en que estamos trabajando y hacer debutar a gente joven. Ya han debutado cuatro juveniles.