Diario Sur

El lento despegue del Rubin Kazán de Javi Gracia

Javi Gracia, en el banquillo del Rubin Kazán durante su presentación con el club ruso.
Javi Gracia, en el banquillo del Rubin Kazán durante su presentación con el club ruso. / SUR
  • El faraónico proyecto, con 40 millones en fichajes, no ha arrancado bien en la Liga

Si el Málaga de Juande Ramos no acaba de arrancar, tres cuartos de lo mismo cabe decir del faraónico proyecto del Rubin Kazán. El club que más ha invertido este verano en Rusia (cerca de 40 millones de euros en nueve fichajes) se mantiene en la mitad inferior de la tabla: es décimo en un torneo de dieciséis equipos después de nueve jornadas. El exmalaguista Javi Gracia, que firmó un increíble contrato de cuatro años (se habla de una ficha de tres millones de euros por campaña) tiene margen para trabajar, pero de momento aún anda acoplando todas sus piezas.

Gracia llegó acompañado de su familia a Kazán, capital de la República del Tartaristán y considerada la tercera gran urbe rusa, y con el mismo equipo de trabajo que en su periplo por los banquillos españoles, griegos y chipriotas. Le acompañaron Ibán Andrés como técnico ayudante; Juan Solla, de preparador físico, e Íñigo Arteaga, de preparador físico. Además, a la hora de confeccionar el proyecto tuvo libertad para proponer fichajes, muchos procedentes de la Liga española. De ahí la llegada de Samu, con el que trabajó en su primera campaña en el Málaga (2014-15), pero también Rochina (Granada), Sergio Sánchez (del Panathinaikos, pero exmalaguista y que ha desarrollado su carrera en nuestro país) y Jonathas (Real Sociedad). Incluso, tanteó a Rosales y Willian José.

El comienzo no ha sido nada fácil, y se le ha llegado a colocar en el disparadero. Apenas repite once, aunque mantiene el 4-4-2, fijo desde la tercera jornada. Ha contado con ‘handicaps’ como la expulsión de Kanunnikov en el minuto 35 de la jornada inauguaral (0-0 con el Amkar de Perm) o la lesión de uno de los fichajes estrella, el atacante belga Lestienne (ex del Brujas y procedente del fútbol catarí), que es ahora cuando empieza a jugar.

Bauer, SergioSánchez, Zambrano, Lestienne, Zhemaletdinov y Samu.

Bauer, SergioSánchez, Zambrano, Lestienne, Zhemaletdinov y Samu. / SUR

En todo caso, aún no tiene un once definido, y Sergio Sánchez ha dejado de jugar en las dos últimas jornadas y Samu tampoco ha sido indiscutible (no formó en el once en dos partidos), como Jonathas o el propio Rochina. La prestigiosa web ‘transfermarkt.es’ valora la plantilla del Rubin Kazan en casi 79 millones de euros, lo que la coloca como la cuarta más poderosa de la Liga rusa, tras las del Zenit de San Petersburgo (133,5), el CSKA de Moscú (112) y el Krasnodar (91), su último verdugo (1-0 el 2 de octubre), y al nivel de las del Spartak de Moscú (77) y el Lokomotiv de Moscú (73). Por debajo queda el equipo revelación los dos últimos cursos, el Rostov (43), rival del Atlético de Madrid en la Champions y subcampeón de la última competición liguera.

Contra estos equipos el Rubin Kazán deberá buscar una plaza europea. Se reparten dos para la Champions y otras tantas para la Liga Europa. El cuadro tártaro, que explota la riqueza natural de su territorio, uno de los más orientales del continente, lleva cuatro años de sequía. Su ciclo mas glorioso fue con Kurban Berdyev en el banquillo, conocido por seguir los partidos con un rosario. Logró dos Ligas, una Copa, unos cuartos de final en la Liga Europa y algunos resultados de mérito en la Champions, como derrotar al Barcelona.

La llegada de Gracia al Rubin es una apuesta del director general, Ilgiz Fakhriev, y se pagó la cláusula de rescisión de su contrato en el Málaga (1,2 millones), recién renovado. El propietario de la entidad es Rustam Minnikhanov, a su vez presidente de la República del Tartaristán. Fue él también el que forzó el cambio de presidente. Se marchó Valery Sorokin y se colocó al alcalde de la ciudad de Kazán en su lugar, Ilsur Metshin.

Frente a proyectos casi sin cambios, como los del Zenit, el CSKA o el Spartak, el Rubin tuvo una inversión desproporcionada para volver a situarse a la par. Este intento a medio o largo plazo no ha empezado por buen camino, pero Gracia confía en que el rendimiento de su equipo evolucione de menos a más, como en su última campaña en el Málaga. De ahí que las numerosas oscilaciones en el once podrían acabar fructificando en una alineación tipo, sin dejar sin hueco a nuevos talentos jóvenes del país, como el medio centro Ozdoez, el lateral zurdo Naibulin o los extremos Akhmetov o Zhemaletdinov. Su próxima cita será el sábado (a las 16.00 horas), en el espectacular Kazan Arena, ante el humilde Krylia Sovetov de Samara. Serán tres puntos vitales para seguir la escalada.