Diario Sur

El nuevo reto de Fernando Porto con el Alhaurino

  • Tras lograr sendos ascensos con el Tiro Pichón y el Alhaurino, el entrenador gallego afincado en Málaga aspira a mantener en Tercera al conjunto de Alhaurín el Grande

El Alhaurino vive una nueva etapa en Tercera, categoría que le ha costado recuperar tras mantenerse cinco temporadas en la Primera Andaluza. Esta la dejó atrás tras conseguir el campeonato y ascender de forma directa, logro liderado desde el banquillo por Fernando Porto. Han transcurrido seis jornadas, y el equipo azulón tiene seis puntos, fruto de dos victorias, y está fuera de la zona de descenso.

Fernando Porto es el encargado de que ahora Alhaurín el Grande pueda disfrutar de un equipo consolidado en categoría nacional. Porto, que colgó las botas en El Palo, vive una temporada ilusionante, ya que es su primera incursión como técnico de Tercera. Porto, gallego pero afincado y casi adoptado en Málaga, vive en Rincón de la Victoria y tiene tras de sí una carrera futbolística destacada en equipos como Celta, Numancia o Mallorca, incluyendo su paso por el Barcelona de Cruyff a mediados de los 90 merced a sus actuaciones en el filial azulgrana. El técnico del Alhaurino tuvo que iniciarse en el fútbol-base, además de entrenar al Tiro Pichón, que también logró el ascenso a la Primera Andaluza.

El entrenador gallego hace un balance del inicio de la competición para su equipo y destaca: «Teniendo en cuenta que en la pretemporada no pudimos hacer uso del campo, creo que es positivo el inicio, yendo de menos a más, y creo que podemos firmar un gran temporada». Porto reconoce que la Liga va a ser «dura y competitiva» porque piensa: «No espero que haya equipos que se descuelguen o desaparezcan como el año pasado. Sí habrá cuatro o cinco que tomen ventaja y que demuestren su potencial para el ascenso».

El Alhaurino, como la mayoría de los equipos en Tercera, está formada por jugadores ‘amateurs’ y Fernando Porto admite que hay que saber llevar este tipo de condicionamiento: «Son chavales que están estudiando, trabajando, que terminan a las ocho de la noche de sus quehaceres, y después tienen que ir a entrenarse, porque les gusta. Hay que gestionarlo con cautela, pero si ellos ponen de su parte, es más fácil». Siguiendo en esta línea, le preguntamos al técnico azulón cómo maneja el hecho de tener que dejar futbolistas sin convocar o fuera del once: «Yo lo he vivido desde una parcela profesional, y vives de ello. Aquí es un hobby, y realizan entrenamientos casi de profesionales. Claro que les duele quedarse fuera, y también me duele a mí hacer la lista».

El equipo de Alhaurín El Grande tiene mucho que mejorar sobre todo en ataque, ya que solo ha marcado seis goles en el inicio liguero, y tres de ellos en un mismo partido. Porto comenta sobre este dato: «El equipo sigue mejorando, porque si el gol no entra una semana, siempre se espera que llegue la siguiente, porque ocasiones estamos generando». Mañana juega la séptima jornada el Alhaurino en casa ante el Motril, otro recién ascendido, y un clásico de Tercera. Porto analiza este partido: «Debe de ser igualado. Igual que a nosotros, a ellos les cuesta hacer gol y tenemos números parecidos. Queremos que los puntos caigan para nosotros».

Al Alhaurino le espera una larga temporada, pero, como dice Porto, «con ilusión, trabajo y compromiso», la competición debe hacerse más amena y, sobre todo, sumar lo antes posible 42 puntos para tener la tranquilidad de que el proyecto, que tanto ha costado en retornarlo a Tercera, se consolide en este grupo IX.