Diario Sur

España sigue sin culminar

Álvaro Morata sustituye a Diego Costa en Turín, durante el partido contra Italia. :: JuanJo Martín. EFE
Álvaro Morata sustituye a Diego Costa en Turín, durante el partido contra Italia. :: JuanJo Martín. EFE
  • Los datos confirman la superioridad, pero no hay premio por el escaso acierto, más allá del '9' elegido

«El equipo ha demostrado personalidad en un escenario exigente, eso tiene mucho mérito. Tenemos que aprender de estas situaciones y mejorar. No doy por bueno el empate ni me sabe a poco. Merecimos los tres puntos, fuimos superiores pero no rematamos a Italia que siempre tiene una vida de más», recordaba tras el partido en caliente el seleccionador español Julen Lopetegui. Tras una noche en la que la emoción por el partidazo en el Juventus Stadium dejó descansar poco al equipo en Turín, el empate seguía doliendo. Sobre todo, porque la estadística dejaba claro que España debería haberse llevado el triunfo. «Por cómo se había dado el partido, sobre todo la primera parte, tuvimos controlado el partido en todo momento. Es verdad que ellos metieron casi al final», reconocía Vitolo, goleador que tuvo en sus botas la sentencia.

Los internacionales se lamentaron del punto en el hotel de concentración. Tras ver un resumen en vídeo, repasaron mentalmente el encuentro y las estadísticas confirmaron que el equipo fue superior a Italia, que mereció una victoria. El equipo sacó once saques de esquina más que Italia (13-2), chutó el doble y David de Gea no realizó ni una sola parada en todo el partido. Los transalpinos solo dispararon una vez entre los tres palos y fue en el gol de penalti.

«Hay que sacar conclusiones positivas del empate porque hemos hecho cosas buenas aunque faltó rematar. Hemos tenido ahí el 0-2, es un buen resultado. Pero podíamos haber logrado más», lamentaba Sergio Busquets justo al terminar el duelo de Turín. Es verdad que ahora España toca y toca, pero lo hace más rápido, ya que al diapasón del catalán se ha unido el constante Koke. El rojiblanco suma más pases que ningún otro futbolista europeo tras los dos primeros partidos de la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018. La Roja acertó el 94% de los 582 pases que realizó, más que el doble de los correctos de su oponente (286). En Turín transmitió que tenía el control, que era superior, pero le faltó acierto. Nada nuevo pese a que está vez se adornó menos en la frontal que en el pasado.

No parece que sea cosa del nombre del delantero, un Diego Costa que tuvo buenos movimientos pero cayó en demasiadas batallas con los centrales rivales, parece algo más profundo que todo eso. Los números de sus puntas actuales no son tan escasos después de la llegada del punta del Chelsea, que ayer cumplió 28 años y lo celebró con unos compañeros que le ovacionaron al saltar al olímpico turinés.

De hecho, Álvaro Morata ha marcado 7 goles en sus últimos 10 partidos con España en lo que va 2016. Es cierto que la selección no tiene un delantero desequilibrante que cuando los partidos se complican resuelva el asunto, algo que sí hacía David Villa en la época más dorada de España en 2008 y 2010, cuando fue pichichi de ambos torneos. El asturiano, ahora en el New York City, lleva 21 goles en 32 partidos y es pichichi de la MLS junto a Wright-Phillips, del otro equipo de los Red Bull. «Si me llama Lopetegui cojo el primer avión. No me sale renunciar a algo que me ha hecho tan feliz», comentó el 'Guaje' cuando supo que el seleccionador había respondido con mucho respeto a una pregunta sobre una posible convocatoria del veterano punta. «No cierro las puertas a nadie, estamos atentos a todos, pero siempre es más fácil tirar de jugadores que estén más cerca», explicó el técnico vasco.

En el seno del equipo se ve la botella medio llena desde la llegada de Lopetegui: dos victorias y un empate en tres partidos. En Albania se jugará el liderato del grupo. «Este tipo de partidos son los peligrosos; cuando no estás cien por cien concentrado te pueden dar el susto. Albania no tiene nombre de Italia pero sabemos que va a ser muy complicado y más fuera de casa. Lo que queremos es los tres puntos», recordó Nacho.