Diario Sur

Vértigo europeo ante Ancelotti

Carlo Ancelotti observa a sus jugadores en el Vicente Calderón en la sesión previa de ayer. :: J. S. / afp
Carlo Ancelotti observa a sus jugadores en el Vicente Calderón en la sesión previa de ayer. :: J. S. / afp
  • El Atlético no perdió en su estadio pero fracasó en los tres duelos de Champions

La Champions regresa al Calderón y lo hace con el mismo partido que cerró la pasada edición: Atlético-Bayern. El duelo, entre dos de los candidatos a la 'orejona' en Cardiff, tiene cierto sabor a revancha para los alemanes, eliminados por los rojiblancos en semifinales hace algo más de cuatro meses pese a que fueron dominadores de ambos encuentros (1-0 en Madrid con gol de Saúl y 2-1 en Múnich, con papel protagonista de Oblak que paró un penalti a Muller). Ahora el asunto es menor, no está una plaza para la final en juego. El botín es más reducido, tres puntos que les permita encabezar en solitario el liderato del grupo D y tomar ventaja para llegar a los cruces clasificatorios en 2017. Se mantienen sus estilos definidos y enfrentados: la fortaleza defensiva local que permita buscar los espacios del rival contra un ataque basado en la posesión, aunque optando por unos contragolpes que apenas se usaban con Pep Guardiola.

Ahora en el banquillo está Carlo Ancelotti, que sufrió con los atléticos durante su etapa madridista. Sólo ha ganado una vez en siete partidos en el Calderón en toda su carrera como entrenador, y fue en Copa del Rey con un 3-0 a favor de la ida, y además sufrió dos derrotas especialmente dolorosas: el 1-0 que le hizo perder la Supercopa española y su última visita al feudo colchonero: 4-0 en febrero de 2015, horas antes del famoso cumpleaños de Cristiano amenizado por Kevin Roldán. Por contra, logró un empate sin goles en la ida de los cuartos de final de la Champions que hizo bueno en la vuelta con un gol de Chicharito.

Fue la segunda decepción atlética en Champions ante Ancelotti, que ya les había robado la gloria en Lisboa meses atrás. Por logros así fue reclutado por el Bayern. Con cinco Copas de Europa y más de medio centenar de trofeos en su palmarés, el club muniqués quiere prolongar su dominio doméstico y ampliar de la mano de Carlo Ancelotti, el entrenador con más Champions vivo, a Europa, donde no reina desde 2013, con Jupp Heynckes en el banquillo.

Con Guardiola no logró la gloria continental y, de hecho, lejos del Allianz Arena sólo logró dos victorias en sus últimas diez salidas. Reto imponente para el italiano, que suma ocho partidos y ocho victorias aventajando en Liga en tres puntos al Dortmund. Intenta mezclar el juego de posición de Guardiola con otras virtudes clásicas del conjunto bávaro. 'Carletto' apostó en Chamartín por un fútbol ofensivo aunque en Baviera ha logrado que su equipo sólo haya encajado un gol en lo que va de campaña. Posee una de las mejores plantillas del mundo en la que están también los españoles Xabi Alonso, Thiago, Javi Martínez o Bernat. Recupera a Hummels pero no a Douglas y Bastuber.

Enfrente estará el Atlético de Simeone, que tras caer en las finales de 2014 y 2016 ha convertido la Champions en una obsesión personal.» Me gusta su estilo y su manera de jugar los partidos, creo que ahora se fatiga más que cuando jugaba. De vez en cuando me gustaría jugar los partidos como él», dijo Ancelotti con admiración. Su amago de renuncia tras caer en Milán resquebrajó un poco la unión en la caseta, pero tras los últimos resultados el asunto parece resuelto. Ahora debe rearmar su once, donde Griezmann sigue brillando como la pasada campaña, con apenas tres días de descanso, ya que fue el único de los 32 participantes del torneo que no disputó su duelo liguero en sábado. Tiene las bajas de Augusto, ausente los próximos seis meses por una rotura de ligamentos de la rodilla derecha, y de José María Giménez, mermado muscularmente en el muslo derecho. El argentino medita repetir el once que empató en el Camp Nou, con Gameiro junto a Griezmann, siendo las bandas para Carrasco y Saúl aunque dejó la opción abierta a que le supla Torres. «Es un jugador importante con los espacios. Seguramente arrancará de inicio», dijo.