Diario Sur

El Malagueño golea a su vecino el Dos Hermanas y continúa su senda triunfal

El estadio de la Federación Malagueña de Fútbol estuvo a rebosar. Se respiraba derbi, además inédito. Con toda la carne en el asador, ambos equipos salieron con ganas de llevar la iniciativa, pero fueron los hombres de Ruano los que monopolizaron el juego desde los primeros instantes. Con un fútbol volcado a las bandas, sobre todo a la izquierda, en la que Ontiveros y Kike Pina se sucedieron para colgar balones al corazón del área.

El encargado de rematarlos fue Santi, que con un gran testarazo puso el 1-0 y desequilibró el orden del San Andrés, que comenzó a tener problemas a la hora de fijar a los delanteros locales. Con este resultado se llegó al final de la primera mitad y, tras el descanso, sólo habían pasado unos minutos cuando Santi volvió a enviar el cuero al fondo de las mallas. Fue en una jugada desde la derecha y después de un centro a media altura. Además, el ariete estuvo listo y se aprovechó de una indecisión de la zaga ayer vestida de negro.

Desde ese momento el choque fue un dominio constante de los malaguistas, que consiguieron jugar a su manera durante 45 minutos, y demostraron la calidad que atesoran las botas de muchos de sus integrantes. Kike Pina puso el 3-0, el recién salido Zelu el cuarto, y fue Ontiveros, que ayer no tuvo su mejor tarde comparado con otros compromisos, el que fusiló al meta del San Andrés con un trallazo para completar la 'manita'. La conexión entre los futbolistas blanquiazules era más que palpable, y dejaron sin opciones de réplica a sus rivales, que tuvieron que pedir la hora.

La declaración de intenciones de este equipo es clara. Quieren ganar todos los partidos que se presentan, y este año por fin lograr el ansiado ascenso a Segunda División B. De momento, demuestran que tienen una plantilla muy completa, en la que las ausencias de jugadores de nivel -como En-Nesyri- se suple con la participación de hombres de gran talento. De momento, siguen sin ceder un solo punto. Con un pleno al quince.