Diario Sur

Los López se perpetúan en la Axarquía

De izquierda a derecha, Javi López, su padre, Alberto López y su progenitor.
De izquierda a derecha, Javi López, su padre, Alberto López y su progenitor. / Juan Ramón Padilla
  • Dos jugadores del Rincón, Alberto y Javi, son hijos de exfutbolistas que coincidieron también en Tercera en el Vélez

Alberto y Javi, ambos apellidados López, son jugadores del Rincón y tienen el mismo nombre de pila que sus padres que también jugaron en Tercera y fueron compañeros, en este caso en el Vélez. Sus padres son seguidores de sus hijos y acuden a ver los partidos del Rincón, por supuesto a apoyarlos y, cómo no, a hablar de fútbol.

Alberto López padre jugó de defensa central en el Vélez, donde destacaba por su contundencia, colocación y pundonor como zaguero. Compitió en Tercera y Segunda B. Por su parte, Javi López coincidió con Alberto en dos etapas en el conjunto blanco, ambas en Tercera. Javi de Rincón, así se le conocía, era el revulsivo de cada partido. Se ganó el rol de jugador que rendía mejor cuando salía del banquillo y revolucionaba los encuentros con sus regates imposibles, más propios de jugador de fútbol-sala, y grandes goles, algunos de una belleza casi imposible de ver en Tercera.

El hijo de Alberto no juega de defensa, sino en el centro del campo, aunque se asemeja a su padre en la gran labor física y de contención que hace en la zona ancha. Respecto a sus recuerdos cuando veía a su padre, comenta: «Entonces era muy pequeño, tenía apenas seis años, lo sigo ahora más, cuando juega en veteranos, pero ha sido un jugador siempre muy pundonoroso y querido donde estuvo». El joven jugador rinconero acepta de buen grado los consejos de su padre: «Hablamos mucho de fútbol y después de cada partido. Él sabe hasta dónde puedo llegar. No tengo su experiencia, por lo que tengo que aceptar las críticas de buen grado».

Alberto padre nos confirma este aspecto: «Yo he jugado dieciséis años de profesional. Entiendo las cosas que pasan en el campo, y le aliento y le corrijo, pero es él el que toma la decisión final». Sobre la diferencia entre padre e hijo, Alberto padre comenta: «Yo era un central típico, aguerrido, y mi función era otra. El tiene más calidad y con más toque». El que fuese central en Segunda B en el Vélez, jugó en fútbol base con Santi Aragón y también reconocía que tuvo que sufrir ‘banquillazos’: «Está claro que todos quieren jugar. Cuando él no lo hace, le digo: ‘Si tú crees que estás en 8,7 pues tiene que trabajar para estar en 9,2 por ejemplo, y seguir entrenando al máximo’».

Alberto López cumple su tercera temporada en el Rincón, mientras que para Javi López Cisneros, es su primer año en el equipo de su pueblo, y también la primera temporada como sénior, ya que el año pasado jugó su última de juvenil en el Real Betis, club al que pertenece. Su padre admite sufrir más ahora como espectador: «Se pasa mal en la grada, porque te ves impotente. Lo que suelo hacer es hablar después con mi hijo, porque veo cosas que se pueden corregir».

Sacar partido del regate

Por su parte, su hijo admite esos consejos de su padre: «Insiste en que debo sacar más provecho a mis regates, y siempre escucho sus indicaciones y la del entrenador, claro». Su padre terminó por admitir que «para que yo le diga que ha estado bien, tiene que hacerlo casi perfecto». Javi López padre marcó grandes goles en Tercera, y su hijo los ha visto en vídeo y ha reconocido que fueron «goles muy bonitos, algunos de una belleza increíble». El padre hace una comparativa y comentó: «Creo que era más valiente encarando, pero él tiene más velocidad y seguro que seguirá mejorando».

En el campo del Rincón, el Municipal Francisco Romero, los padres asumen que lo que les toca quedarse siempre en la grada, ya sea viendo uno de los entrenamientos de la semana de sus hijos o haciendo una última reflexión: «Es complicado llegar a ser profesional, ya que hay mucha calidad y pocos llegan», asume Javi, mientras que Alberto manifestó: «El fútbol ha cambiado mucho. No solo porque ahora ya se ha olvidado el albero, sino también porque están mejor táctica y físicamente».

Temas