Diario Sur

Piqué comprueba esta vez el calor de León

  • Silbado ante Costa Rica hace 15 meses, el central fue ovacionado al salir ayer el último al campo a entrenarse ante 6.000 personas

Gerard Piqué centró todas las miradas en León, pero se podría decir que vivió la jornada con una normalidad casi absoluta. Había cierto temor en el seno de la Federación por el modo en el que la ciudad iba a recibir al catalán, ya que en junio de 2015, durante el amistoso ante Costa Rica, fue silbado de modo insistente por referirse cinco días antes a Kevin Roldán, y por ende al famoso cumpleaños de Cristiano Ronaldo, en la celebración del triplete azulgrana. Aquel día, cada vez que tocaba un balón en el Reino de León era silbado e incluso abucheado desde ya el entrenamiento previo.

Por eso esta vez había curiosidad por ver cómo se reaccionaba ante el '3' de 'La Roja', que en ningún momento se escondió. En la sesión a puerta abierta no hubo polémica alguna. Y eso que el defensa saltó el último al césped, consciente de que todas las miradas eran para él. Hubo bullicio, pero venció el sonido de aplausos de modo mayoritario. Pasó la prueba con nota, ya que durante el resto del entrenamiento fue otro jugador más para la afición.

Se cerró así una jornada que arrancó con los ojos puestos en Piqué, ya que León fue el origen de una curiosa y absurda moda de pitar al central catalán que se repitió en Logroño y Alicante. El desplazamiento desde Madrid a León lo efectuaron los internacionales en AVE a las 11:00 horas y a la llegada algo más de 300 aficionados se dieron cita en la estación para recibir a los jugadores de Julen Lopetegui.

El central, que fue en el tren charlando con el seleccionador, fue uno de los jugadores más aclamados junto a su compañero en el centro de la zaga Sergio Ramos. Ambos se pararon incluso a fotografiarse y a firmar autógrafos a los seguidores, algunos con la camiseta del azulgrana.