Fuera de pista

FERRARI PROGRESA ADECUADAMENTE

ENRIQUE GLÜCKMANN

La Fórmula 1 llega a Canadá en el circuito de Montreal, denominado Gilles Villenueve en memoria del piloto canadiense y es en este Gran Premio donde todos los equipos presentan mejoras importantes en sus coches y esta norma no ha cambiado este año. Ferrari traía una mejora en su motor de unos 25 cv de potencia 'extra', que debían acercarle aún más a Mercedes y así ha sido, Vettel se hacía con la 'pole position' y volvía a demostrar que los italianos cada día están más cerca de los alemanes, y aun así sigo pensando que tienen una ligera ventaja, pero se les han atragantado los neumáticos mas blandos suministrados por Pirelli. Neumáticos que son unos de los culpables de las carreras tan aburridas que estamos viviendo últimamente, porque no cumplen con lo que se les pidió al inicio del año, que era que debían propiciar cambios en la estrategia de las carreras, al ser compuestos muy blandos que duraran muy poco y no como ahora que aguantan más de una treintena de vueltas en su especificación más blanda. Así, tras la primera vuelta, las posiciones son más que predecibles.

En Canadá, tras el espectacular accidente entre Strol y Hartley, no había más que espera a ver si ocurría algo que privara de la victoria a un Vettel perfecto, que de paso arrebata el liderazgo del Mundial a Hamilton, que nuevamente volvía a sufrir con los neumáticos. El inglés es un piloto que gestiona muy bien las gomas duras, pues es muy agresivo, pero con estos compuestos blandos que cuesta ponerlos en temperatura de funcionamiento, sufre mucho.

El campeonato se ha convertido en un certamen de dos divisiones; en la primera están Mercedes, Ferrari y Red Bull, y en la segunda el resto. En esta segunda división los americanos de Haas tiene el mejor coche y no han materializado su competitividad por verdadera mala suerte, pero es cuestión de tiempo que consigan estar regularmente en los puntos. Justo detrás de ellos Force India y Renault marchan muy juntos, con ligera ventaja para los franceses que con muchos más medios, mejoran cada carrera, aprovechándose de ello el madrileño Carlos Sainz, que lograba acabar octavo, llevándose unos importantes puntos y volviendo a poner en evidencia la ineficacia de McLaren, equipado con el mismo motor.

McLaren tiene quizás el peor chasis de la parrilla, si exceptuamos a Williams Alonso sabe que, hoy por hoy, volver a ganar el Mundial de Fórmula 1 es un espejismo

Los ingleses, ya no tienen excusas, tienen quizás el peor chasis de la parrilla si exceptuamos a Williams. El coche tiene un defecto congénito de nacimiento que les hace lento en circuitos donde se necesita velocidad y solo la veteranía y pasión de Alonso les hace estar donde están. Pero el español parece estar empezando a perder la paciencia, aunque se sigue mostrando muy diplomático en las entrevistas.

Un segundo abandono consecutivo por motivos mecánicos, unido a la falta de competitividad, cuando por manos volvía a estar en los puntos, parece que es la gota que ha colmado el vaso. Si a ello unimos que su compañero de equipo terminó penúltimo, solo por delante del ruso Sirotkin, nos da una idea del valor del coche que conduce. Vandornne que llegaba a McLaren con la aureola de haber ganado todos los campeonatos donde había corrido, incluso está en entredicho por parte de los ingleses como excusa de su falta de resultados, cuando la realidad es claramente otra.

Alonso acomete este próximo fin de semana, su mayor reto en muchos años y corre con Toyota las míticas 24 horas de Le Mans, en un intento de hacerse con un titulo ficticio, la 'triple corona', es decir ganar el Gran Premio de Mónaco, las 500 millas de Indianápolis y la carrera francesa, pues es sabedor que su carrera se acaba y hoy por hoy volver a ganar el Mundial de Fórmula 1, es un espejismo, siempre y cuando no cambie de equipo. Las posibilidades de encontrar un asiento libre la próxima temporada en una de las formaciones de la primera división, son a día de hoy inexistentes. Hasta Francia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos