España se entrena sin Piqué y ya tiene segunda quipación

RODRIGO ERRASTI LAS ROZAS.

La selección española inició el trabajo en la penúltima concentración antes del Mundial de Rusia 2018 pensando en Alemania y Argentina. Lo hizo sin Piqué, ausente por un proceso febril, en la primera sesión de entrenamiento para Rodri, Marcos Alonso y Parejo a las órdenes de Julen Lopetegui. Por la tarde, tras la toma de medidas de los trajes oficiales, tocaba entrenamiento individual en sala. El central azulgrana, en cualquier caso, parece que podrá estar disponible ya hoy, cuando el equipo se ejercite a puerta cerrada de nuevo en una Ciudad del Fútbol en la que el pasado lunes varios internacionales tuvieron sesión fotográfica con Adidas, uno de los patrocinadores de la selección. La firma deportiva presentó la segunda equipación que lucirá España en el Mundial de Rusia y que el combinado que dirige Julen Lopetegui estrenará el día 27 en el amistoso contra Argentina en el Wanda Metropolitano.

En color azul claro, la camiseta recuerda a los tonos de la segunda camiseta con la que España levantó la Eurocopa en 2012 en Kiev. El diseño es un homenaje a las camisetas más clásicas de selecciones míticas, con un gráfico en la parte frontal que se vincula con los años 80. Respira un aire retro y urbano que traslada el fútbol de hoy en día desde los terrenos de juego hasta el estilo más casual de la calle. Los detalles del cuello y las mangas de la camiseta resaltan con un color rojo brillante, que rememora las raíces de La Roja también en esta segunda camiseta.

El pantalón es de color blanco, con un ribete final azul, mientras que las medias mantienen también el azul claro de la camiseta, con el detalle de las bandas en rojo brillante. La segunda camiseta de portero cuenta con un estampado de líneas horizontales de distintos grosores en color amarillo sobre un fondo blanco y las mangas en gris. Históricamente, la camiseta blanca se asocia a decepción y derrotas (ante Italia en Estados Unidos 1994, Nigeria en Francia 1998, Portugal en la Eurocopa de 2004, Holanda en Brasil 2014, Italia en la Eurocopa de 2016), pero hubo un precedente de gran recuerdo y que muchos consideran el día que empezó el periodo triunfal: el 1-3 de Aarhus el 13 de octubre de 2007. El partido será recordado por el gol de Sergio Ramos, que se gestó tras más de 28 toques en poco más de un minuto. A partir de ahí Luis Aragonés apostó por los 'bajitos' y España logró tres torneos consecutivos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos