El Palo gana de cabeza el derbi ante el Alhaurín

  • Los pupilos de Fernando, con ganas de agradar en el San Ignacio, fueron superiores durante los 90 minutos

Dominio absoluto. De principio a fin. El Alhaurín llegaba a San Ignacio con ganas de agradar, pero los paleños no le dejaron el cuero. Con un estelar Vergara y un Falu Aranda meteórico, los locales se impusieron por un 2-0 que pudieron ser más si Juan -que demostró atesorar gran calidad en sus botas- llega a materializar alguna de sus jugadas individuales. Por parte de los visitantes, solo destacar caras conocidas de la afición paleña, como Henares y Adrián Ruiz, que no tuvieron su tarde.

La base del equipo de la barriada marinera sigue siendo la misma, cimentada con los centrales Jesule y Nacho Aranda -que entró por la lesión de Diego-, que este año cuentan con compañeros de gran calidad, y con la ayuda inestimable de Pepe Vergara, que si tiene el día es capaz de sentar a todos los oponentes que quieran cortarle el paso. Y arriba, Falu, que en la tarde de ayer ganó prácticamente todos los duelos aéreos, lo que oxigenó mucho a su equipo, y daba la facilidad de buscarlo con un pelotazo como plan B. Aunque tampoco hizo falta.

Fue en la primera parte donde el partido quedó sentenciado. Primero un testarazo de Falu, y tras este, otro de Juan Carlos, firmaron el 2-0 con el que se llegó al final de los primeros cuarenta y cinco minutos, y que no volvería a cambiar. Sin embargo, fue en la segunda parte donde El Palo mostró sus credenciales para estar en la parte alta de la tabla. Juego de combinación y toque, basado, sobre todo, en el entendimiento de Vergara y Juan Carlos.

Desde el minuto 70, y viendo que los grises no causaban excesivo peligro en los aledaños de la portería local, Fernando movió el banquillo, y dio entrada a jugadores jóvenes como Nacho Lapeira, que disfrutó de algunos minutos en San Ignacio. Con el pitido final, la sensación fue de alivio para unos, y gran satisfacción para otros, que suman cuatro puntos después del empate - para ellos fue un tropiezo- en la primera y calurosa jornada frente al Huétor Vega.