Hermanados para la salvación

La plantilla de El Palo, junto a técnicos y ayudantes, se conjura antes del entrenamiento de ayer por la tarde en San Ignacio.
La plantilla de El Palo, junto a técnicos y ayudantes, se conjura antes del entrenamiento de ayer por la tarde en San Ignacio. / Kiko Álvarez de Toledo
  • El Palo se conjura para conseguir los tres puntos en un dramático derbi provincial en San Ignacio

  • «El fútbol le debe una al equipo», afirma el técnico local, Rafa Muñoz, en la antesala del duelo más importante del club en su ciclo en Segunda B

Tras el entrenamiento, como muchos jueves, los jugadores se quedaron en San Ignacio entre pinchitos, pollo o asado. Es tradición. Un hermanamiento entre cuerpo técnico, directiva y jugadores.

Y ayer no iba a ser distinto. Están muy centrados para el partido de hoy, y qué mejor manera de despejar la mente que una buena cena entre compañeros de equipo. Se lo juegan todo a una carta, y es el momento de estar unidos para demostrar que son la familia de la que todo el mundo habla.

El derbi malagueño, que comenzará esta tarde a las 19.00 horas en San Ignacio, será el partido más importante de El Palo en su andadura en Segunda B. Se la juega a todo o nada. Solo vale ganar. Enfrente estará el Marbella, un equipo que no tiene asegurada la permanencia y que, pese a no hacerle tanta falta los puntos como a los locales, saldrá con todas sus bazas para alejarse cuanto antes de la zona de descenso. Los locales figuran penúltimos, y los visitantes duodécimos, aunque solo hay cuatro puntos de diferencia entre ambos.

El entrenador de El Palo, Rafa Muñoz, no podrá contar con dos jugadores importantes para esta cita. Ni el lateral Igna ni el delantero Pirulo podrán vestirse de corto. Tampoco Manolo y Antonio Muñoz, que llevan varias semanas lesionados. Es muy probable que el técnico malagueño alinee a solo un delantero, ya que el dibujo con los dos arietes suele utilizarlo en los partidos fuera de casa. Por otro lado, como buena noticia, Apoño volverá a jugar. Ha estado entrenándose al margen del grupo, pero ha llegado a tiempo para ayudar al equipo en un choque vibrante, en el que no está permitido relajarse.

A este lo acompañará Cala en el centro del campo. Esta pareja augura que los blancos van a tener mucho el balón. Son dos de los jugadores con más calidad del campeonato, y si están al nivel que se les espera El Palo tiene muchas opciones para que los tres puntos se queden en San Ignacio, del que se espera mucho. El equipo necesita a su afición.

Uno de los que probablemente esté en el once titular será Juanillo. Es, junto a Damián Zamorano, el jugador más desequilibrante de los blancos, y su presencia en el verde será determinante para que el atque paleño tenga verticalidad. Ambos se encuentran en un buen momento, y proveerán de buenos balones al ariete titular, que serán o Pibe o Jaime Moreno.

El Marbella, por su parte, viene también de sufrir un empate sin goles ante el Almería B, y necesita volver a la senda del triunfo si no quiere complicarse en los últimos encuentros. Hay morbo, y mucho en juego, en el derbi malagueño. Los dos equipos se dejarán la piel en el campo. Dentro del vestuario paleño están convencidos de que si juegan como saben se llevarán el partido. La premisa es clara, jugar con intensidad y esperar a que esta vez, el balón entre en el fondo de las mallas. Ya lo dijo su entrenador a este periódico: «El fútbol le debe una a El Palo».