El Palo, a la caza de goles para la salvación

Pibe, Jaime Moreno, Damián Zamorano, Pirulo y Julián Cardellino, ayer en San Ignacio. /
Pibe, Jaime Moreno, Damián Zamorano, Pirulo y Julián Cardellino, ayer en San Ignacio.

Los cuatro delanteros del equipo, que se juega la permanencia en tres jornadas, solo suman siete tantos

EMILIO MORALESMálaga

El Palo se quedó sin marcar el pasado domingo. La falta de gol es un problema tangible en el equipo malagueño, pero, sin opciones mágicas para que esto se remedie, tendrán que ser los cuatro delanteros disponibles los que consigan que el cuero entre en el fondo de las mallas. No existe un nueve titular, ya que Rafa Muñoz ha rotado con todos sus arietes toda la campaña. Durante toda la campaña han sido cinco los atacantes que han intentado asumir los goles del equipo: Julián, Moreno, Pirulo, Pibe y Jaime Moreno. Ahora solo quedan cuatro, ya que Moreno está fuera del equipo. Solo uno podrá ser titular frente al Marbella el viernes, día 1.

Desde el primer momento, el nueve natural estaba pensado para Pirulo, que llegaba del Atlético Malagueño con muchas ganas y del que se esperaba mucho. No obstante, pese a un debut ilusionante, el delantero se fue diluyendo, y entre las lesiones y su actitud, Pirulo se ha pasado muchos encuentros en la grada. No contaba para Muñoz. Reapareció con un gol y un gran juego contra el Real Jaén, pero un solo tanto no lo avala lo suficiente como para ser indiscutible.

Durante la ausencia de este, y cuando aún no habían llegado los recambios de invierno, fue el argentino Julián el que asumió galones. El corpulento atacante ha mejorado mucho con respecto al año pasado, y en el cuerpo técnico están muy contentos con él. No obstante, no ha conseguido regularidad a la hora de marcar, y su promedio estadístico cara a puerta es muy bajo. Pelea y lucha por los balones altos, lo que facilita segundas jugadas, pero no es suficiente. A un delantero se le piden goles, y solo lleva dos.

A finales de enero llegaron al club del barrio malagueño Pibe y Jaime Moreno, en teoría dos delanteros de garantías. El primero es un viejo conocido de El Palo, y su veteranía y coraje lo hacen ser un jugador incómodo para las zagas rivales. Lleva solo dos goles en doce partidos, diez de ellos como titular.

Por su parte, el venezolano Jaime Moreno, que debutó con gol, solo consiguió en siete encuentros un solo tanto más. Dada su juventud (tiene 19 años), puede que le pese la responsabilidad de salvar al equipo en partidos tan importantes. Su calidad es incuestionable, y sus diagonales hacen mucho daño en las defensas rivales. Será decisión del técnico darle la oportunidad de mostrar su valía frente al Marbella.

Juanillo, máximo goleador

Las estadísticas de los cuatro delanteros son pobres para los partidos que han jugado, y ha tenido que ser, como el año pasado, un compañero de una posición menos adelantada el que lleve el peso de los goles. La temporada pasada fue Gerrit, y en esta lo es Juanillo, que como extremo suma ya nueve tantos, dos goles más que todos los conseguidos por los cuatro delanteros juntos. El de La Palmilla ha sido una pieza clave, ya que, más allá de sus cometidos como jugador de banda, ha aportado goles en momentos muy decisivos.

Es por ello que, a falta de tres partidos para que termine la temporada, y con el equipo penúltimo, la decisión de qué delantero alinear será vital para el devenir del choque. Más allá de estadísticas, el fútbol tiene mucho de instinto, y parece ser que las sensaciones hacen de Pirulo la opción más viable. No obstante, es el ariete que menos goles lleva. Los otros tres, con dos goles, también se encuentran disponibles para el técnico malagueño. Uno de estos, Pibe, también puede jugar como enganche, por lo que presumiblemente será el exmalaguista el más indicado para intentar que, de una vez por todas, el balón entre en la portería rival.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos