El Palo, sin margen de error en su duelo ante el Jaén

Pol Ballesté sale al despeje por alto en el duelo ante el Jaén de la primera vuelta.
Pol Ballesté sale al despeje por alto en el duelo ante el Jaén de la primera vuelta. / Optasport
  • El cuadro malagueño tendrá las bajas de Manolo, Amaya, Apoño, Nacho Aranda, Antonio Muñoz y Cardellino

El Palo necesita de las gargantas de su hinchada. Es un mensaje a todo un barrio y la ciudad en general. Esta tarde, a las 18.00 horas, el equipo malagueño se enfrentará al Jaén en una de sus últimas opciones para salir del descenso antes de que sea tarde. Desde el cuerpo técnico se transmite la idea de que se ve a todos los jugadores tranquilos. La confianza es plena en la victoria de hoy. No hay nervios, pero sí compromiso.

La aglomeración de equipos empatados a puntos -o con poca diferencia- en la zona baja de la clasificación permite pensar en que una victoria pueda incluso aupar al conjunto paleño hasta la decimotercera posición. Los puntos perdidos en los últimos minutos han hecho daño, pero en el fútbol todo cambia y El Palo se aferra a recuperar el fortín de San Ignacio para compensar las victorias no conseguidas. La conexión con la grada ha vuelto, y eso debe ser un punto decisivo en el choque.

La plaga de bajas, una constante en esta segunda vuelta, sigue minando a la plantilla paleña. En esta ocasión son seis los descartados para el encuentro. Julián Cardellino y Nacho Aranda se perderán la cita por sendas sanciones mientras que Apoño, Antonio Muñoz, Amaya y Manolo se encuentran impedidos por lesión.

Para el rival también es un partido clave. Podría ser el último billete que lo lleve a los puestos de 'play-off' que se encuentran ya a seis puntos. Un equipo que la pasada campaña competía en Segunda y que llega con dos tropiezos inesperados ante el San Roque y el Almería B. Sin victoria los pupilos de Rafa Berges podrían pasar un final de temporada demasiado tranquilo. Sin objetivos.

En la primera vuelta El Palo mantuvo el tipo en La Victoria y consiguió sumar un punto gracias a una gran defensa que dejó su portería a cero. Un punto que no firmaría ninguno de los dos conjuntos que esta tarde se verán las caras en un San Ignacio que se vestirá de gala con ganas de ver otra gesta.