El Palo suma un punto en el campo del Córdoba B (1-1)

El Palo suma un punto en el campo del Córdoba B (1-1)
  • El conjunto malagueño fue superior y estuvo cerca de llevarse la victoria

El Palo de Rafa Muñoz conquistó un valioso punto en su visita a El Arcángel ante un Córdoba B que no supo administrar una exigua renta que acumuló desde el minuto 3 gracias a un gol del rumano Florin Andone. Los malacitanos demostraron la calidad que atesoran, metieron a su rival en su propia área y acabaron llevándose un punto que, a tenor de lo visto sobre el césped, se le antojó corto a un equipo visitante que estuvo cerca de lograr la victoria, pero que se tuvo que conformar con el tanto de Juanillo a los nueve minutos de la reanudación que dejaba el marcador en un empate a uno que no se volvería a mover.

Los locales salieron decididos a por el encuentro ya desde el comienzo del choque. Corría el minuto tres de partido cuando los hombres de José Antonio Romero se pusieron 1-0 arriba.

El delantero rumano Florin Andonen aprovechó una indecisión en conjunto de la zaga costasoleña y del joven cancerbero Pol Ballesté para picar el esférico suavemente y batir la meta oponente. El público no había calentado siquiera los asientos cuando había celebrado el primero de la mañana. Entre el gol y el enérgico comienzo daba la sensación de que El Palo iba a sufrir en la matinal del domingo.

La cosa se ponía cuesta arriba para El Palo, que tiró de orgullo para meterle una marcha más al encuentro. En el minuto 7, Juanillo lo intentó con un lanzamiento que atrapó Jon Villanueva a ras de suelo. El Palo fue sintiéndose cada vez más cómodo sobre el césped y, en el minuto 16, acarició el 1-1 en un disparo de Nacho Aranda que superó a Jon Villanueva, aunque el colegiado del partido, el andaluz Caucelo Sase, señaló fuera de juego. A priori podían existir dudas, aunque el colegiado parecía que había acertado. Pese a ello, los paleños no se lamentaron en esa ocasión y siguieron viento en popa buscando la igualada.

Con el paso de los minutos los paleños tomaron el mando de las operaciones, aunque el Córdoba B perdonó en el minuto 28 en un tiro de Juanfran que, incomprensiblemente, falló a puerta vacía cuando tenía todo a favor para ampliar la diferencia en el marcador. Poco después reaccionó El Palo en un centro chut de Salvi que se envenenó poco a poco y que Jon Villanueva sacó a córner con serias dificultades. César, al poco de cumplirse el minuto 40, disfrutó de un lanzamiento de falta desde la frontal que escupió el travesaño. Los malagueños volvían a evitar el gol.

En la segunda mitad El Palo siguió con la misma intensidad de la primera parte, aunque con algo más de profundidad en su fútbol. Los locales se parapetaron atrás y neutralizaron todo el peligro que les llegó en las botas de Amaya, Durán y Juanillo, los tres hombres más activos de la línea de ataque costasoleña.

El Córdoba salió a proteger su resultado y El Palo intentaba acercarse en busca del empate que logró en el minuto 54 con un gol extraño obra de una carambola propiciada por Juanillo y en colaboración con Bijimine. Villanueva estaba mal colocado y eso supuso el empate que a la postre sería definitivo.

Los locales reaccionaron y Fran Serrano en el minuto 65 perdonó el 2-1. Poco después llegó el carrusel de sustituciones. Por el conjunto visitante, Jesús sustituía a Kike y en el local, José Antonio Romero daba entrada a José Fran sustituyendo a Uxio buscando más mordiente del equipo blanquiverde y obligando de esta forma a retrasar la posición de Damián, situándolo junto a Bijimine.

Tras un fallo defensivo blanquiverde, un balón en largo habilitaba completamente solo a Juanillo frente al guardameta local, pero éste venció el uno contra uno evitando el segundo gol visitante. Pasado el minuto 80, ambos entrenadores agotaban sus cambios. En El Palo, Damián sustituía a Rafita y en el conjunto de Romero se retiró Dani Hernández, tras un buen partido, y entró Sebas Moyano. Fue, a modo de curiosidad, lo último destacable de un partido en el que los malagueños merecieron más y en el que dejaron claro que son un equipo realmente difícil de batir.