El Palo suma un valioso punto a domicilio

El Palo suma un valioso punto a domicilio
  • El conjunto malagueño consiguió un merecido empate en el campo del Lucena

El Palo de Rafa Muñoz sacó ayer un punto muy valioso del Municipal de Lucena en un partido en el que disfrutó de las mejores ocasiones pese al 0-0 definitivo. Los costasoleños se colocan en el furgón de cabeza después de sumar 14 puntos de 27 posibles en un grupo en el que continúa funcionando a pleno rendimiento en San Ignacio y de arañar resultados claves en campos difíciles. El plantel malacitano asfixió a los hombres más creativos del Lucena y perdonó a la contra.

El Palo salió con un 4-3-2-1 con Pirulo como hombre más adelantado y Zamorano y Durán volcados a los costados. El Lucena de Juan Arsenal, que no arriesgó en ningún momento, optó por un 4-4-2. Los primeros minutos fueron de claro control paleño. Corría el minuto 4 de partido cuando Jesule perdonó bajo palos el 0-1. Los de Rafa Muñoz tenían la manija y asediaban la meta rival. En el minuto 9, Amaya, y en el 13, Durán, perdonaron el gol en sendos remates dentro del área.

Con el paso de los minutos, el Lucena fue aminorando el ritmo de los visitantes con una presión que incomodó a los hombres más adelantados de los paleños. En el minuto 25, Zamorano botó una falta lateral a la que no llegó ningún jugador paleño por muy poco. El Lucena no tenía claridad de ideas en la medular, aunque el partido entró en una fase de igualdad absoluta y excesivo respeto en el tramo final del primer período.

Los visitantes atacaban a la contra con mucho peligro, pero no terminaban de dar el zarpazo. Corría el minuto 35 cuando Amaya conectó un pase formidable a Pirulo, que no llegó al cuero por muy poco. Sin tiempo para digerir el aviso visitante, el Lucena perdonó el 1-0 en el 36. Domingo no llegó por centímetros a batir a Pol Ballesté a la salida de una falta lateral que se marchó a escasos centímetros de la cruceta de la meta malacitana. Y justo antes del intermedio, Pol Ballesté salió al rescate de los suyos con dos auténticos paradones en dos disparos de Domingo y Pepe Díaz entre los minutos 38 y 42 antes de llegar al intermedio.

En la segunda parte el Lucena el partido arrancó con polémica porque el Lucena reclamó un penalti que pareció claro sobre Pepe Díaz y acto seguido se produjo la ocasión más clara del partido después de un disparo de José Manuel que sacó bajo palos un jugador del conjunto de Rafael Muñoz. Se cantó gol en las gradas del Ciudad de Lucena pero el árbitro dejó el gol en la categoría de “fantasma”.

El Lucena consiguió robar el dominio al conjunto malagueño y empezaron a alternarse las ocasiones en ambas porterías. Amaya replicó a la ocasión del Lucena con un disparo que se fue a la cruceta y que despejó en segunda instancia Javi López a córner.

Muñoz movió el banquillo tratando de buscar hombres de refresco, sin variar su sistemas táctico mientras que Arsenal aguantó más las sustituciones hasta que, llegado el minuto ochenta sacó del campo a Pepe Díaz dejó así claro a todo el mundo que daba por bueno el empate al que el partido parecía estar abocado sin remisión. Un empate que fue justo pero que no terminó de curar la cornada que el Lucena traía de Almería.

El Palo contestó a falta de 20 minutos para la conclusión. Estrello un balón en la madera de Javi López y el propio guardameta tendría que emplearse a fondo después para dejar su portería a cero. A medida que se acercaba el final, se desesperaban los jugadores celestes, que recurrieron en exceso al fútbol directo y facilitaron demasiado la tarea a los zagueros de El Palo. El empate sin goles no contentó a nadie.