Rubén Ruzafa no tira la toalla

El triatleta malagueño, el pasado domingo, llegando exhausto a la meta en la isla hawaiana de Maui. /Sur
El triatleta malagueño, el pasado domingo, llegando exhausto a la meta en la isla hawaiana de Maui. / Sur

A sus 33 años, el triatleta de cross rinconero intentará en 2018 su séptima corona mundial, tras cerrar este año con una plata en ITU y un bronce en XTerra

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

«No ha podido ser. Ha sido una pena, las fuerza han sido estas y no he podido estar más arriba. Espero mejorar para el año que viene». Con estas palabras resumía su participación en el Mundial XTerra de triatlón cross el rinconero Rubén Ruzafa, quien en la competición celebrada en la noche del pasado domingo en la isla hawaiana de Maui acabó tercero, volviéndose a quedar a las puertas, como ya le ocurrió en 2015, cuando fue también bronce, y en 2016, cuando fue plata, de conseguir la que hubiera sido su cuarta corona mundial en esta especialidad, a lo que hay que sumar las tres conseguidas de forma consecutiva en la cita mundialista que organiza la Federación Internacional de Triatlón (ITU) en 2014, 2015 y 2016.

Ruzafa ha hecho una temporada brillante, casi perfecta, venciendo en siete de las diez pruebas disputadas en el circuito europeo y mundial XTerra. Así, ganó en los XTerra de Isla Reunión, Grecia, España, Portugal, Bélgica, Francia y Noruega. En las otras tres citas, el triatleta rinconero consiguió el subcampeonato del XTerra de Suiza, el segundo puesto en el Mundial ITU en Canadá, y aunque no subió al podio en la prueba de Dinamarca, sí consiguió el título de campeón del Circuito Europeo de XTerra.

«Todo ha ido como la seda, no he tenido calambres y me he encontrado muy bien hasta el final, a diferencia de lo que me pasó en 2015 y 2016», confesó ayer al término de la cita hawaiana el malagueño, que por segunda vez cedió el triunfo ante el empuje de un triatleta más joven que él, el sudafricano Bradley Weiss, que fue la gran sorpresa de la competición. Sin embargo, el deportista ya demostró su gran nivel imponiéndose en el Campeonato de Europa disputado en Dinamarca el pasado 3 de septiembre, en el que Ruzafa fue cuarto.

El malagueño sigue a un sólo título mundial de igualar al sudafricano Conrad Stoltz

Iigual que le ocurrió en el Mundial ITU celebrado en Canadá el pasado 23 de agosto, en el que lo superó en la parte final del tramo de la carrera a pie el mexicano Francisco Serrano –que en Hawái fue cuarto–, Ruzafa también fue rebasado el pasado domingo en Maui por otro mexicano, también una de las grandes promesas del triatlón cross a nivel mundial, Mauricio Méndez. Este joven fue el vencedor del Mundial XTerra en 2016, igualmente rebasando en el último kilómetro al malagueño, que fue segundo hace doce meses. El año anterior Ruzafa se vio superado en el tramo a pie por el norteamericano Josiah Middaugh, que el domingo fue octavo, y por el neozelandés Braden Currie, que quedó séptimo.

Por tanto, lo conseguido por Ruzafa desde 2013 resulta histórico, ya que desde ese año no se ha bajado del podio en ninguna de las citas mundiales que ha disputado. En 2013 y 2014 ganó el título mundial XTerra, al que hay que sumar el conseguido en 2008, un año en el que el deportista malagueño acudió para probar en esta disciplina tras la desilusión que se llevó por no acudir a los Juegos Olímpicos de Pekín con la selección española de bicicleta de montaña. En 2014, 2015 y 2016 ganó el título mundial ITU, y este año fue subcampeón.

A sus 33 años, Rubén Ruzafa tiene aún varias temporadas por delante de competición, si consigue continuar a este grandísimo nivel, tanto físico como mental, para convertirse en el mejor triatleta de cross de toda la historia, un honor que sigue ostentando el sudafricano Conrad Stoltz, retirado desde 2014, cuando tenía 41 años. Apodado ‘El cavernícola’, Stoltz sigue siendo el rey de esta disciplina, al acumular cuatro coronas mundiales XTerra (2001, 2002, 2007 y 2010) y tres títulos mundiales ITU (2011, 2012 y 2013). Al triatleta malagueño aún le queda cuerda para rato. Es optimista y no tira la toalla.

Fotos

Vídeos