Un Ironman con 'foto finish'

Un momento de la prueba. /Josele-Lanza -
Un momento de la prueba. / Josele-Lanza -

David McNamee, al sprint, y Laura Philipp inscriben su nombre en el primer Ironman 70.3 de Marbella

JULIO RODRÍGUEZ

Emoción hasta el último metro. El escocés David McNamee se impuso al sprint al estadounidense Chris Lieferman en el primer Ironman 70.3 Marbella y dejó la marca de la prueba en la Costa del Sol en 3h.57:47 horas. Pese a lo variado de los tres segmentos, las estrategias y la meteorología, ambos triatletas entraron en el mismo segundo a la meta hasta el punto de que la organización se fijó en la 'foto finish' para otorgar el primer título del calendario europeo al británico. En un principio la web oficial de la prueba dio ganador a Lieferman, pero corrigieron con celeridad. El podio lo completó uno de los favoritos, el alemán Andreas Dreitz. El honor de ser el mejor español recayó en Albert Moreno Molins con 4h.03:46 horas. El rinconero Rubén Ruzafa salió del agua entre los treinta primeros, mejoró en el tramo de bici, pero no lo suficiente para enganchar en la carrera a pie a los aspirantes al título. Firmó la decimoctava posición.

La competición arrancó puntual, con una organización sobresaliente, a las 7.50 horas. Los directores de carrera decidieron acortar en 400 metros el sector de natación por la seguridad de los corredores. Finalmente completaron 1.500 metros con un viento de poniente molesto, pero nada que ver con las rachas que azotaron al litoral el sábado. Fue escuchar la bocina y salir disparado el danés Daniel Bækkegård, seguido de cerca por el británico Elliot Smales. Ambos regresaron a la arena marbellí con escasa diferencia camino de la transición en bicicleta. Tan solo invirtieron 18:17 en cubrir el circuito acuático.

El británico se impuso por menos de medio metro a Lieferman y en menos de cuatro horas

El sector de ciclismo le pasó factura al líder provisional. Pudo dominar los primeros 40 kilómetros, pero las exigentes paredes a la vuelta de Coín, denominadas 'el Mortirolo' por los corredores locales, se cobró más víctimas de lo esperado. Entre las normas de Ironman, como en la mayoría de triatlones, está prohibido que los ciclistas vayan a rueda o se den relevos. El viento hacía las suyas en distintos puntos y había poco sitio donde cobijarse. Los 3 kilómetros de subida, con notables pendientes, favorecieron a los grandes candidatos al triunfo. El alemán Andreas Dreitz y el francés Romain Guilaume dejaron a la par sus bicicletas para iniciar juntos la media maratón definitiva.

Sin embargo, desde atrás marcaron un ritmo demoledor tanto McNamee como Lieferman para cerrar le media maratón en un buen registro 1h.11:50 teniendo en cuenta el calor  (que aumentó en Puerto Banús) y los giros. Las miles de personas que se apostaron entre la orilla y el paseo marítimo empujaron a ambos a regalar unos últimos 100 metros inolvidables por el último esfuerzo.

Dominio de las alemanas

Entre las 19 profesionales que se disputaban el entorchado femenino salió victoriosa la alemana Laura Philipp con 4h.25:27. Dominio germano, con tres de las cuatro primeras plazas. La italiana Bernardi llegó a seis minutos de la vencedora y con un margen de dos minutos sobre la triatleta que completó el podio, Daniela Saemmleer. La española Judith Corachán dio guerra saliendo la primera del agua con Anja Beranek a pocos segundos. Pero el brillante sector ciclista tuvo un nombre propio, Laura Philipp, que voló sobre las dos ruedas. No tuvo oposición en los 21,097 kilómetros a pie en los que le bastó mantener un ritmo alto sin desgastarse para llevarse el entorchado.

El ambiente que envolvió a la cita estuvo a la altura de la marca de mayor prestigio mundial en la organización de triatlones de larga distancia. Solo desde hoy hasta diciembre celebrarán 93 pruebas más Ironman 70.3 por todo el mundo. En Marbella no se recuerda otro evento que ofrezca 700 voluntarios. Tanto entusiasmó la prueba al ayuntamiento que su intención es que los tres años más uno opcional que restan por disputar se renueven para que la prueba no salga de Marbella. El propio concejal de Deportes y paratriatleta, Javier Mérida, participó en la modalidad por relevos en su mejor segmento, natación, en un equipo en el que también compitió el lauredo sampedreño Javier Díaz Carretero. El Ironman y Marbella están hechos el uno para el otro, solo en lo puramente deportivo el evento fue un espectáculo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos